fbpx

Por qué no triunfo con mi e-commerce – 9 posibles respuestas

Montar un negocio online u offline puede ser una de las cosas más fascinantes y contradictorias del mundo. Cuando las cosas van bien te sientes como un superhéroe que ha partido de una idea y la ha convertido en realidad. Es una sensación increíblemente poderosa.

fracasar ecommerceDerechos de foto de Adobe Stock

Cuando las cosas no van como te lo esperas sientes todo lo contrario. Piensas que eres un fracasado porque no logras replicar lo que supuestamente tantos están consiguiendo (por lo menos si nos creemos la mitad de lo que cuentan en Twitter, Instagram y otros sitios).

Llevo casi 3 años con mi tienda online y no le he sacado ni un duro sino más bien todo lo contrario. Por experiencia te puedo decir que sentir frustración es lo normal porque la realidad es que esto no es nada fácil para nadie. Veamos las posibles explicaciones.

Llevas poco tiempo

También podriamos decir que no tienes paciencia. No es cuestión de montar la tienda y ponerte a vender. Si fuese asi de sencillo todo el mundo lo estaría haciendo. Para triunfar hay que alcanzar una suma critíca de tareas adecuados en el momento oportuno. Los dos factores van juntos.

No trabajas lo suficiente

Todos queremos ganar dinero rápido, durmiendo y sin esfuerzo. La realidad es que esto no existe. Todo cuesta mucho y nada es fácil. Si crees que yendo a medio gas vas llegar más lejos que aquellos que aprietan el acelerador hasta el fondo te equivocas.

No tienes la experiencia

Todo es posible. Puedes triunfar a la primera, no te digo que sea imposible. De la misma forma puedes jugar a la lotería y te podría tocar. También te digo que es bastante improbable. Esto es un juego de prueba y error. Tienes caerte y levantarte varias veces antes de encontrar la forma para hacerlo funcionar.

No tienes un objetivo definido

¿Qué quieres lograr en cuánto tiempo y cuánto estás dispuesto a arriesgar? Necesitas un objetivo medible concreto (o varios) con plazos para saber si vas por el buen camino o si únicamente vas flotando con la corriente sin saber hacia donde vas. Obvío, lo sé pero uno se olvida fácilmente. Yo no he trabajado siempre con objetivos sino me he puesto a correr sin saber qué distancia quería superar.

Tienes objetivos sin sistema

Objetivos son únicamente una pequeña parte de la ecuación. Necesitas igualmente un sistema de métricas que te ayude alcanzarlos. Yo siempre hablo de métricas semanales y diarias. La cuestión no es ir al gimnasio un día 8 horas sino ir todos los días 20 minutos durante años. Hacer un esfuerzo una vez lo consigue cualquiera, hacer un poco de forma continúa sin fallo lo consiguen muy pocos.

No tienes control de gastos

Lo que es óxigeno para las personas lo es liquidez para las empresas. Si te quedas sin dinero chapas. Es tan sencillo. La mejor forma para hacer rentable un negocio es gastar menos de lo que ingresas. Es asi de sencillo y en ocasiones asi de complicado. Dale la vuelta a cada euro que te gastas.

No tienes buenos precios

La realidad en el e-commerce para nuevas tiendas es que sin precios buenos es complicado competir. Más adelante el precio no es el único factor pero sobre al principio cuando nadie te conoce únicamente los más valientes se atreverán comprarte con la esperanza de que les llegue el producto más barato que en la competencia.

No tienes buenos productos

Ni el mejor marketing del mundo vende malos productos. En un punto dado hay que asumir que igual nadie quiere lo que estoy vendiendo. Por mucho que te esfuerces y por muchas horas que le eches nadie te compra. Sobre todo cuando vendemos una creación propia corremos el riesgo de sobreestimar el valor de nuestra oferta porque nosotros evidentemente estamos convencidos de ella.

No lo necesitas tanto como necesitas respirar

Alguien utilizó este simil en algún momento. Posiblemente lo he visto en uno de estos vídeos motivacionales para emprendedores. No sirven para mucho aparte para perder el tiempo pero admito que soy débil como todo el mundo y de vez en cuando también me gusta verlos. Si necesitas triunfar como necesitas respirar encontrarás una forma para hacerlo funcionar.

Iban a ser 10 razones inicialmente pero no voy a forzar la máquina para que sean 10. Me conformo que estas 9 posibles explicaciones. Si están en un punto de frustración espero que te haya servido para al menos entender mejor tu situación y por qué no estás todavía en el punto que te gustaría estar. Yo te seguiré contando por aquí.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *