Por qué me meto en un mercado de 60 millones de dólares al año

Te seré sincero. Cuando empecé con mi proyecto de coleccionismo no tenía claro si era un mercado de 1.000 millones o 100.000 euros al año. 

Me metí en esto por el puro placer de querer hacerlo. Me ilusionaba, posiblemente porque era llevar lo de sentir que emprender era como ser un niño que jugaba con sus juguetes al próximo nivel. Jugar o si quieres llámalo “hacer negocio” con juguetes que incluso han acompañado mi propia infancia durante bastante tiempo.

raicesDerechos de foto de Adobe Stock

Como te comenté hace poco en otra entrada por fin he averiguado el volumen real del mercado. Posiblemente no lo había hecho antes por miedo que era demasiado pequeño. Que me había metido en algo que no iba a permitir un crecimiento de verdad. Mi ambición es llevar este negocio a los próximos 4 niveles, con el que sigue no me voy a conformar. Y no es para nada el dinero que me motiva. Me “chifla” el proceso que conlleva. Probar, estudiar, trabajar, empujar, etc. Entre mis top prioridades se encuentra centrarme en menos cosas tal como te comenté ayer. Creo que estoy dando los pasos adecuados ahora mismo. Pero me he enrollado un poco. Vayamos al grano del post.

Por qué un mercado pequeño es mejor que uno grande

En los últimos 18 meses he aprendido un huevo sobre mi nicho.

  • He logrado un conocimiento profundo sobre el producto que vendo. Sé más sobre el tema que la gran mayoría de mis clientes lo que me da autoridad.
  • He conectado con algunos de los “influencers” o en este caso “hubs humanos” que me permiten llegar a muchas más personas.
  • Los coleccionistas conocen mi primera marca. Ahora poco a poco vamos comunicando que hemos cambiado de nombre. Les está llegando.

Centrar todos mis esfuerzos en el mercado español me ha permitido dominarlo. He entrado sin resistencia y he podido crear una posición fuerte. No es imposible entrar, las barreras son relativamente bajas pero ahí estoy de momento.

Un mercado pequeño no es interesante para las grandes empresas. En consecuencia puedes conquistarlo con relativamente pocos recursos. En nuestro caso han sido los Facebook Ads. Crear una fan page con más de 12.000 seguidores es un activo que sigue generando ventas.

Replicar lo aprendido a otros mercados

Ahora mismo he tomado la decisión que no voy a diversificar todavía a nivel de producto pero si a nivel de mercado. En toda Europa hay hueco para lo que he empezado en España. El mercado más grande es el alemán. Es ahí donde voy a centrar mis esfuerzos:

  • Hacer la gran mayoría de campañas de Facebook Ads.
  • Conectar con los influencers entrando en foros del sector.
  • Acudir a eventos presenciales de coleccionistas.

Quiero meterme en un mercado con un volumen anual estimado en todo Europa de 60 millones de dólares porque me ayuda crear una base. Una vez que hay replicado la entrada de mercado de esta forma es ir país por país. Luego puedo abrir mercado al de juguetes de coleccionismo y aplicar la misma estrategia. Un mercado mundial de 10.000 millones de dólares al año. Puede que tarde 5-10 años para llegar ahí pero llegaré. Esto es mi promesa hacia mí mismo.

Stay tuned. Que esto sigue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *