fbpx

Por qué la marca personal es un lastre para la mayoría de los emprendedores

¿Estás pensando en crear una marca personal? Igual te interesa antes de dar el paso analizar tu situación para ver si esta visibilidad realmente te interesa.

Está claro que la marca personal no es un tema reciente. Incluso en este blog ya he escrito sobre ello hace 3 años por primera vez. La mayoría de las personas también están de acuerdo conmigo en el punto que establecer una reputación online pasa por tener un blog.

Desventajas Marca PersonalDerechos de foto de Fotolia

Todo esto está bien pero hay que hacer una pregunta antes. ¿Crear una marca personal es positivo en todos los casos?

En estos casos tiene sentido crear una marca personal

Antes de hablar sobre los casos en los que la marca personal es un lastre, igual merece la pena analizar brevemente cuando si tiene sentido fortalecerla.

  • Eres freelance ofreciendo servicios que se buscan y encuentran online por lo que la visibilidad te ayuda a captar clientes.
  • Ofreces consultoría para empresas para la que tienes que demostrar que sabes de lo que hablas.
  • Impartes formación por lo que es importante que tus alumnos te perciban como alguien relevante y especialista dentro de la temática.

Muchos emprendedores están centrados en proyectos propios y no caen en ninguna de las categorías mencionadas.

También sigue siendo cierto que para lograr una marca personal no hay que esforzarse en crearla. Tu reputación online es más bien la consecuencia del trabajo que estás realizando y del karma que vas ganando gracias a ello.

No creas una marca persona si no la necesitas

Hay muchos emprendedores que se preocupan por su marca persona cuando en realidad podrían ocuparse por cuestiones más relevantes en su día a día. Muchos ven el lado bonito que puede conllevar el reconocimiento de terceros pero no todo es positivo.

Una marca personal en ocasiones puede ser un lastre que no te permite moverte con toda la libertad que te gustaría.

  • Tu competencia va a estar más al tanto sobre tus próximos pasos.
  • Siempre tendrás mayor presión a la hora de lanzarte con nuevas iniciativas.
  • Tus fracasos no quedarán desapercibos y mucha gente pensará poder opinar sobre ti.
  • Los éxitos no serán menos criticados porque por desgracia esto es así.

Ya exprese mi teoría (y las de muchas otras personas) que los “cracks” de internet no pierden su tiempo con historias como marca personal u otras “tonterías”. Esto es cierto pero como ya dije en el post también es problemático. Si todo el mundo fuese así, los que empiezan no tendrían ninguna base para aprender sin tener que gastarse cientos o miles de euros en formación.

Si eres emprendedor con proyectos propios y aplicarías un punto de vista puramente egoísta, desarrollar una marca persona sería más un lastre que un activo. Las cosas como son…

  1. Hola Carlos, interesante post, estoy de acuerdo con lo que dices a medias. Me gusta mucho lo que dices acerca de que la mejor reputación es la que construyes a través de tu trabajo y el éxito de tus iniciativas, pero… una marca personal potente te permite llegar a más gente, también a más potenciales compradores. A las personas no nos suelen gustar los logotipos, no sabemos quién hay detrás (aunque algunas marcas nos lo cuenten por lo que voy a decir ahora). Preferimos las caras, un perfil con rostro, nombre y apellido provoca mayor interés, admiración e identificación; y suaviza los momentos de venta / autopromo, por eso, en general, las grandes marcas personales tienen más seguidores que sus grandes marcas comerciales de pertenencia (por ejemplo, Évole vs Salvados vs LaSexta / Carina Szpilka vs ING Direct (cuando era su CEO), Carlos Bravo vs Quondos ;) y así un largo etcétera. Este mayor peso de la marca personal puede ser mucho más acusado en el caso de un proyecto muy personal, donde el emprendedor es mucho más protagonista, por tanto, mi recomendación para un emprendedor sería lanzar la comunicación del proyecto apoyándose en su marca personal (en la medida que el tiempo se lo permita). Resumiendo: en mi opinión, los relatos de marca funcionan mejor cuando les ponemos rostro… Saludos y enhorabuena por el blog

    Responder
    • Gracias Jose Carlos. En mi caso (formación) la marca personal sirve, no te digo que no… ;)

      Pero hay otros casos donde no lo veo veo tan obvio. Una cosa es una empresa grande como ING y otra un negocio más modesto. Ahí creo que la marca persona es más un lastre que otra cosa…

      Saludos!

      Responder
      • Precisamente! Las empresas pequeñas pueden competir mejor con las grandes gracias a internet y a través del poder que puede alcanzar la marca personal de un emprendedor vs un directivo de una gran empresa de la competencia…

        Responder
  2. Buenas Carlos,

    Este post viene justo en el momento adecuado. Justo anoche hablaba con un compañero de clase que me pidió consejo sobre marca personal, así como algún libro al que podía acudir.

    Y justamente le respondí que no se fijara en ella, al menos hasta que no vaya adquiriendo algo de visibilidad en su sector. Yo también soy de la opinión de que la marca personal viene con el buen trabajo, y es por ello que a no ser de casos tan específicos como los que hablas en el post, no es necesario preocuparse demasiado por ella.

    Creo que, en parte, todo lo relacionado con la marca personal es el “boom” del momento. Por supuesto que es útil, pero no debemos orientar todos nuestros actos hacia lo mismo como muchas otras personas hacen.

    ¡Un abrazo!

    Responder
  3. A mí no me queda más remedio que apechugar con mi marca.
    Durante este verano, le voy a dar una vuelta de tuerca para no ser solo el ratoncillo del blog.

    Responder
  4. Muy cierto, la marca personal sólo es recomendable cultivarla según el caso que hay que estudiar individualmente y si nos lanzamos hay que ir marcando objetivos claros y con una estrategia mínimo en el medio plazo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *