Por qué la competencia no es un problema sino una solución

Para empezar. No pienses que no la tienes. Cualquier negocio tiene competencia. Eso en realidad no es nada malo sino más bien todo lo contrario.

Hoy en la oficina. “Tenemos una mala noticia. Tenemos competencia”. Casi me echo a reír porque para empezar no soy de aquellos que no le tienen miedo a nuevos competidores. Considero que es sano para cualquier negocio saber que hay gente detrás o por delante de ellos que quieren robarle la tarta del plato.

moverseDerechos de foto de Adobe Stock

Esto es lo que te aporta cualquier tipo de competencia.

  1. Puedes aprender de sus aciertos y errores acelerando el propio proceso de aprendizaje.
  2. Eres más creativo e implementas más ideas porque estás obligado a hacerlo. O te mueves o mueres.
  3. Mejoras tu atención al cliente porque sabes que hay otro ahí fuera que nada más está esperando que metas la pata.

Así que para de pensar que la competencia es tu problema. Es más bien la solución para todos los asuntos pendientes que sabes que tienes y no acabas de atacar con fuerza. Ahora te obligan a hacerlo. A veces es bueno no tener alternativas. ;)

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *