Por qué debería existir la figura del mentor en todos los negocios

La figura del mentor no es nada nuevo. Si haces caso a muchos gurús de internet estadounidenses es algo que está muy de moda.

Antes de enrollarme. ¿Qué es un mentor y por qué realmente es útil tener uno?

mentorDerechos de foto de Adobe Stock

El mentor ideal es una persona que ya ha recorrido el camino que tú quieras perseguir. Es alguien que tiene la experiencia que a ti te falta. Y más importante para ti. Es una persona de confianza a la que puedas acudir cuando te surjan sobre los pasos que deberías dar.

¿Cuál es el rol del mentor ideal?

La figura del mentor es algo que me ha hecho falta durante toda mi trayectoria. Lo que más se acerca a ello es mi hermano mayor al que acudo como ayer cuando no tengo claro de cómo debo priorizar mis tareas y cómo enfocar mis negocios.

Como emprendedor te sientes muchas veces solo porque muy pocas personas son capaces de ponerse en tu piel y menos todavía son capaces de darte buenos consejos.

Un rol parecido al de mentor tienen los consejos de administración. Lo que les falta es el elemento de confianza. Muchas veces en vez de ser personas a las como CEO de una start-up quieres acudir, intentas evitarlos para no llevarte una bronca. Eso por desgracia es la percepción y experiencia en primera persona que tengo. Tienes miedo porque no quieres dar la sensación que no tienes claro lo que hay que hacer. La realidad es que en el mundo de los negocios incluso los más destacados y famosos tipo Mark Zuckerberg, Elon Musk o cómo se llamen siguen teniendo estas dudas.

Lo que te aporta un mentor para tu negocio

Llevan un par de días o incluso semanas con más intranquilidad de lo normal en el cuerpo. Tengo varias frentes abiertas en mis proyectos y retos que los acompañan. Se han abierto nuevas oportunidades de negocio que requieren inversión de tiempo por mi parte. Al mismo tiempo no puedo descuidar lo que ya tengo.

Esto genera una sensación de angustia porque siempre cuando estás con un proyecto tienes la sensación que estás descuidando al otro.

  1. Desde ayer ya tengo las cosas más ordenadas. No tengo un plan detallado pero simplemente haber podido comentarle mis dudas a mi hermano mayor ya me ha aportado tranquilidad sobre cómo debería fijar mis prioridades.
  2. Cuando lideras un proyecto no sueles tener a nadie que te critique y cuestione tus decisiones. En el peor de los casos podría llegar un momento donde piensas que no te va a hacer falta. Es esencial tener dudas para poder tomar siempre mejores decisiones en un futuro.
  3. La tercera cosa que te aporta un buen mentor es su experiencia. Ha vivido muchas cosas que te quedan por delante. Tienes la oportunidad de evitar los mismos errores. Aunque es cierto que como emprendedor te gusta pegártela porque piensas que tú lo vas a hacer diferente y/o mejor.

Pues así estamos de momento. Avanzando poco a poco. Sigo con la búsqueda pasiva de un mentor. Si no me pongo las pilas probablemente no cambiará la cosa. Si sabes de alguien ya me das un toque… ;)

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *