Para vender (online) no se puede tener vergüenza

En el marketing triunfan los sinvergüenzas. Si tu producto lo vales, ves a por todo. No te quedes a medias. Para vender hay que dejarse de complejos.

Igual no te lo imaginas pero si me conoces en persona verás que soy más bien una persona introvertida. Algunos dirían que incluso tímido pero yo prefiero clasificarme con “observador”… ;)

vender sin verguenzaDerechos de foto de Fotolia

La cosa cambia cuando hay que vender. Entonces me convierto en un lobo de Wall Street. Tengo poca vergüenza hoy cuando hay que vender y eso ayuda enormemente. Haz un pequeño ejercicio para averiguar si tienes potencial comercial.

¿Eres todo lo comercial que necesitas ser?

¿Serías capaz de ir a una tienda física o un mercado para vender tus productos? ¿No, sí…? Cuando era pequeño acompañaba a mi madre en algunas ocasiones al rastro. El gen vendedor lo he heredado sin duda de ella. Cuando tenía alrededor de los 15 años no estaba demasiado desarrollado. De hecho me daba bastante vergüenza cuando alguien me preguntaba lo que costaba una cosa u otra. Cuando te haces mayor las cosas por suerte pueden llegar a cambiar.

A día de hoy no me da miedo vender nada siempre que el producto sea bueno. Lo hago con todo el convencimiento del mundo porque sé que aporto valor a través de mis productos y servicios.

Esto es la base. Si tuviese que vender mierda (perdonad la expresión) pues seguramente no podría actuar de la misma manera ni tener la seguridad a la hora de ser comercial.

Si tu producto lo vale, no te quedes a medias

Se nota cuando alguien no la tiene. Para ello no hay que ser comercial ambulante. También en internet puedes observarlo. Basta con ver como se presentan algunos negocios online o comercios electrónicos para darse cuenta de ello.

Si realmente estuviesen convencidos, no deberían esforzarse al máximo para presentarse de su mejor manera. ¿No habría que preguntar a clientes para que ellos confirmen lo bueno que eres? ¿No tendría sentido invertir en publicidad para que te conozcan más personas?

Igual la falta de optimización es una consecuencia de no tener la suficiente confianza. De tener un poco de vergüenza. De pensar “¿y si no gusta lo que vendo?”. Hay que quitarse todos esos complejos a la hora de vender. ¿Sabías que en el marketing triunfan los sinvergüenzas? Pues eso.

Si tu producto lo vale, hay que ir por ellos y por todo. No te quedes a medias. La primera impresión es la que cuenta y para esto no hay segundas oportunidades.

  1. Estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista, vender en internet es eso VENDER, tienes que perder la vergüenza y llegar al mayor número de clientes preferidos, tienes que colgar información en tu facebook, twitter o lo que sea, si no te mentalizas en ese aspecto no triunfarás y aunque tengas un excelente producto o servicio, sencillamente no tendrás éxito.

    Responder
  2. Nunca lo hubiera dicho mejor, es cierto, una cosa es lo que hacemos en nuestra vida privada y otra la profesional y para vender no hay que tener nada de vergüenza ni complejos.

    Es más tu producto siempre es el mejor, pero como bien dices al principio, hay que ser un gran observador, escuchar y dejar que te cuenten, porque cuanta más información tengas del cliente más cerca estarás de la venta.

    Un saludo,

    Responder
  3. […] iba mucho de autopromo tengo que darte toda la razón del mundo. Como ya dije recientemente, uno no puede tener mucha vergüenza a la hora de vender online y menos cuando estás tan convencido de la […]

    Responder
  4. muy buenos consejos, este blog es un faro para el marketing web, gracias”

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *