No todos los problemas son negativos

La parte menos agradable de hacer crecer un negocio es la parte de solucionar los problemas diarios que surgen. No hay que verlo únicamente como algo negativo.

Hay una palabra que la gente que trabaja conmigo sabe que no me gusta. Siempre cuando alguien utiliza el término “problema” le miro con cara de “¿y ahora que me quieres contar?”. Para mi esta palabra implica que en vez de esforzarse en contarme ya la solución quieres que yo piense por ti. Cosa que no haré nunca porque en tal caso igual no deberías estar trabajando en este proyecto.

pañal bebéDerechos de foto de Fotolia

En estas últimas semanas los “problemas” se me han ido acumulando en general y en especial en uno de mis proyectos. Te resumo los puntos más importantes:

  • Problemas de inventario y falta de stock.
  • Organización y optimización de costes de envío.
  • Gestión y atención de clientes internacionales.
  • Subida de nuevos productos y actualización de la web.
  • Problemas con entrega de productos que no llegan a su destino.

Todos estos puntos generan pérdidas de tiempo a diario. La principal razón para ello es que en vez de pensar las cosas hasta el final, esperas hasta que surja el problema para solucionarlo. Por desgracia funciono así.

Los temas que tenemos que solucionar a diario tienen algo positivo detrás: es crecimiento. Sin movimiento todo esto no sería realmente un asunto que nos tendría entretenidos.

No hay que ver los problemas únicamente como algo negativo sino realmente como parte del proceso. Demuestran que estás avanzando. Es como cambiarle el pañal a un bebé. Es inevitable pero necesario para ayudarle a crecer.

La buena noticia es que los irás solucionando. A veces tardas más, a veces menos. Pero encontrarás la solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *