fbpx

No tener opciones te hace ser más feliz

Según estudios científicos tener opciones nos hace ser infeliz. Así que al final será cierto. ¿Ser feliz al final realmente es gratis?

¿Qué empuja a un millonario que ya lo tiene todo en su vida levantarse todos los días a las 6 de la mañana para seguir trabajando como un obsesionado?

Ser felizDerechos de foto de Fotolia

Tener éxito en la vida no es igual a ser feliz. Es una ecuación equivocada que realizas sobre todo cuando eres adolescente y no tiene ni idea de una cosa que se llama vida. Ser feliz es fugaz y es un estado que se adquiere a través de infelicidad.

El sufrimiento es el camino para alcanzar un estado de ánimo que es fugaz. O eso sería mi primera explicación detrás de la motivación del millonario que sigue luchando todos los días como si no tuviera nada. No es el deseo de ganar más, sino la sensación que te necesitan y que puedes lograr cualquier cosa si luchas por ello.

¿Es posible ser feliz sin tener nada, sin haber logrado nada, sin tener ninguna aspiración o sueño en la vida? Probablemente la pregunta tiene que ser otra si le hacemos caso a Dan Gilbert. Te he puesto su charla de TED porque ha sido una de las que te hacen reflexionar. Te recomiendo echarle un vistazo porque merece la pena.

Gilbert dice que tu felicidad no depende de lo que consigues sino de las alternativas que tienes. El millonario sigue trabajando como un obsesionado porque con más dinero que va ganando, se van abriendo cada vez más posibilidades y opciones. En vez de de ser más feliz esto le produce justo lo contrario y logra un efecto de un perro que intenta morderse el rabo porque no se da cuenta de cómo su cerebro le está engañando.

Por lo tanto una persona que vive en un pueblo pobre de África o cualquier otra parte del mundo menos privilegiada puede ser mucho más feliz que el millonario obsesionado. El hecho de no tener opciones hace que nos conformamos y somos felices.

Sigo pensando que en nuestra sociedad ser feliz tiene un precio porque tenemos la “mala suerte” de tener tantas alternativas. El hecho de tener que tomar decisiones nos hace infeliz tanto si elegimos un camino, como si no lo hacemos. Siempre estará la duda de si la vía alternativa hubiera sido mejor.

Ser feliz también puede ser gratis. Si no sabes que ahí fuera existe un mundo lleno de oportunidades. Si no sabes que puedes lograr cualquier cosa, si nada más te lo propones. Es un poco como tener que tomar la decisión entre tomar la pastilla azul o la pastilla roja.

Conformarme con menos no entra en mis planes. Prefiero arriesgar a no ser infeliz de vez en cuando para vivir nuevas experiencias. Malditas opciones. No queda otra, hay que elegir

¿Pastilla azul o pastilla roja?

  1. Mi papá me dijo “Denis, tu puedes hacer y ser lo que quieras en tu vida”, hoy en día lamento ello así como mismo explica el artículo.

    Libre de emprender lo que sea, pero preso de la insatisfacción constante de mi mente.

    Mi reflexión.

    Responder
  2. Estas afirmaciones deberían de cogerse con pinzas, un tema es tener muchas o pocas opciones y como nos adaptamos a ellas, y otra muy distintas que nos hagan o no feliz. Ya de entrada, definir que es la felicidad es algo complicado, pero dar este salto conceptual me parece más un ejercicio de decir una parida para hacerme famoso..

    Es cierto, o tal como se recogen los datos parece una posibilidad a tener en cuenta, que la sobreabundancia no funciona bien con nuestros mapas mentales. Cuanta más información más desinformado, etc… Pero si aplicamos la lógica y hemos de estar desinformados, sin opciones y sin nada, dudo yo bastante que podamos ser felices, a lo más, a aceptar con resignación estoica lo que nos ha tocado vivir.

    Responder
  3. La cuestión no es tener más o menos opciones con las que ser feliz, sino ser feliz con las opciones que tienes. Y no es un juego de palabras, sino una verdad fundamental.
    Si no dejas de buscar más cosas pensando que la próxima es la que te hará feliz, no será feliz nunca, porque siempre hay más opciones.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *