fbpx

No esperes a que ocurra, actúa

Muchas veces sabemos que algo va a ocurrir antes de que suceda. Estamos a tiempo de reaccionar pero por miedo no le sacamos provecho a esta intuición.

En el mundo de los negocios hay una regla muy sencilla. Hay que ir por delante de lo que va a suceder. Estar en una posición de reacción siempre es contraproducente. Tienes que improvisar sobre la marcha y en situaciones de crisis nunca es un buen consejo.

lanzarseDerechos de foto de Fotolia

Una fórmula sencilla para prepárate para lo peor es dar por hecho que va a suceder. La Ley de Murphy por algo tiene su fama por lo que no es tanto ser pesimista sino más bien prudente. Cuando el peor escenario posible suceda por lo menos no te pilla por sorpresa sino puedes sacar un plan que puedes aplicar. La cuestión es no tener que pensar lo que tienes que hacer sino seguir el proceso establecido que fijaste cuando tenías la cabeza fría.

Muchas veces antes de que las cosas vayan a ocurrir, ya sabes que van a suceder. Vives durante un tiempo con miedo en vez de afrontar lo inevitable.

Si sabes que tu jefe está descontento contigo, no intentas evitarle sino más bien busca la conversación. Lo sorprenderás y podrás obtener una segunda oportunidad cuando de otra forma igual ya no te la hubiera dado. De la misma forma lo puedes aplicar a un cliente o incluso a tu pareja.

La regla es sencilla. No esperes a que ocurra sino actúa si intuyes que las cosas no están yendo tal como previsto. Es muchas veces la única oportunidad que tienes de salir de la situación con “vida”.

No lo pienses más. Actúa. Ya.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *