No empieces el año con mentalidad de perdedor

La decepción forma parte de nuestras vidas. En vez de evitarla hay que aceptar que existe la posibilidad de que no ganemos aunque lo demos todo por lograr la victoria.

“Yo no me hago ilusiones así luego no acabo decepcionado.” ¿Eres de aquellos que piensa de esa manera? Siento tener que decírtelo de forma directa. Es una actitud de perdedores. Anticipar la derrota, el fracaso o que ocurran cosas negativas es una forma segura para no lograr absolutamente nada. Lo bueno es que esto no te va a decepcionar. Claro porque ya desde el principio no te habías hecho ilusiones que algo bueno iba a ocurrir.

Patada en el culoDerechos de foto de Fotolia

Estamos de acuerdo. No existen garantías en la vida. Están bien esas cosas de visualizar el éxito pero son caca de vaca si no hay acciones detrás. Ser ganador no significa llevarse una victoria tras otra. Es mucho más que eso. Es jugar, luchar, sufrir y la mayoría de las veces aceptar que esta vez has perdido. Pero también significa tener siempre la ilusión y ambición que las cosas puedan salir bien si uno lo pone todo su parte. No es afrontarse a batallas que no se puedan ganar pero cuando se juega no se hace aceptando como opción la derrota.

Cuando tienes ilusión y expectativas altas disfrutas más. Aunque sea únicamente un breve instante se saborea la gloria en la imaginación. No es la realidad pero en ocasiones puede parecer casi mejor. Cuando envíes una oferta a un gran cliente hazlo con la ilusión que te la acepte. Mantén la esperanza que esa mujer o hombre de tu vida que conociste el otro día igual va a quedar contigo para tomar un café aunque no juguéis en la misma liga. El no ya lo tenemos pero mientas tanto el si sigue siendo posible aunque la probabilidad de que suceda sea muy baja.

La decepción forma parte de nuestras vidas. No hay que evitarla sino afrontarla como un hombre o mujer cuando te la encuentras. En el viaje no habrá únicamente buen tiempo pero es la única forma de mantener la sonrisa sabiendo que detrás de las nubes de la tormenta nos espera el sol. Ya te advertí que te iba a dar una patada en el culo en 2015 por si fuese necesario. Espero que tú hagas lo mismo por mi cuando la necesite… ;)

  1. “Si no lo intentas, nunca fracasarás”. Es una frase de Homer Simpson que se me quedó grabada a fuego. Quizá el hecho de haber pasado más tiempo con Homer que con mis padres tenga relativa importancia en el calado de la filosofía de esta serie en mi vida.

    Por supuesto estoy de coña, aunque esta serie haya dedicado más tiempo a mi educación que el sistema educativo, soy consciente de que se trata de una parodia. Pero es que se trata de una parodia de la realidad. De la realidad en la que vivimos. Más del 90% de las personas piensa que no debe hacer más de lo que los demás le dicen que puede hacer.

    Hace ya un tiempo escribí una mini-entrada (SPAM) sobre el estado autopolicial de lo que piensan los demás. http://pensamientolateral.org/lo-que-piensen-los-demas-el-estado-autopolicial/

    Resulta que nos ponemos límites a nosotros mismos y, cuando intentamos superarlos, la sociedad actúa como segunda barrera, impidiendo incluso que llegues a plantearte el ser un ganador. Cada vez estoy más convencido de que la voluntad es un factor que influye en absolutamente toda tu vida. Quizá el más importante.

    Si crees que eres un perdedor, enhorabuena, ya lo eres.

    Responder
    • Lo de ponerse límites es a uno mismo es un buen ejemplo. Ayer salí a correr con un amigo de Suiza a correr por aquí. Me dijo que por favor no más de 30 minutos porque no tenía la sensación de estar suficientemente entrenado. Estuvimos corriendo y hablando sin parar. Me equivoqué de camino y al final salieron 80 minutos y 13km. Algo que antes de salir se hubiera firmemente negado de intentar…

      Responder
  2. Llevo varias semanas leyéndote y tengo que agradecerte que escribas publicaciones con lenguaje de calle, sin complicaciones pero con verdades como puños.
    He estado yendo y viniendo del mundo blogger y ahora que tengo más tiempo espero poder ser constante.
    Gracias por tus “patadas” :)

    Responder
  3. Gracias por tus patadas. Hay que empezar el año a tope. El desánimo siempre viene porque somos humanos y emocionalmente tenemos subidas y bajadas, pero uno debe mantenerse constante con los ojos en su objetivo.

    El año 2014 fue bueno, el 2015…va a ser mejor ;)

    Responder
  4. Al final parece que todo cuadra. Cuando ves a esa gente que ha sobresalido de las masas y tienen muchisimo éxito, todo parte de que pensaban de forma diferente y creían en sus proyectos. Asi que sera verdad! Te deseo la mejor suerte en este año y a todos los que participan :)

    Responder
  5. Buen post para empezar el año y no dormirse en los laureles. Feliz año Carlos!

    Responder
  6. Con amigos que den esas “patadas” por palmaditas, para qué quiero enemigos. Desde que me tropecé con esta “guerrilla” cuando preparaba mis blogs y leía todo acerca blogger, siempre ha sido una motivación, una inspiración, una reflexión, y hasta un guiño para mí, los artículos que publicas, lo que me hace pensar que voy por buen camino, en esto de publicar. Gracias, Carlos por el espacio. ¡Feliz Año para ti! y ¡Feliz Año para todos! los que frecuentamos el sitio. #VamosAdelanteConEl2015

    Responder
  7. Gracias Carlos! Todas las patadas en el culo empujan para adelante. Por un 2015 lleno de exitos para todos! Mil gracias por todos tus consejos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *