No dejes tu trabajo

Emprender es fantástico. Vivir tu sueño, ser tu propio jefe y por fin vivir la vida feliz que siempre buscaste. Todo mentira.

A pesar de todas las conversaciones que tuvimos un buen amigo mío dejó recientemente su trabajo en una gran empresa. Tiene una vida tranquila ahí y además le pagan bien. Podría seguir así toda su vida aunque ciertamente no podría vivir nunca del todo sueño que es emprender.

emprenderDerechos de foto de Adobe Stock

Le solté la charla que le suelto a todo el mundo que tenga planes para emprender su propio proyecto. Les digo que no lo hagan porque básicamente emprender es una mierda. No lo digo de forma metafórica porque no hace falta.

Justo ayer le dejé un audio. Cuando me soltó que había dejado su trabajo hace días me asusté y no le dije nada en el momento. Le felicite por haber dado el paso, por ser valiente, por querer vivir una experiencia única, por vivir el momento, por sufrir, disfrutar, agobiarse y tener la sensación que tienes el mejor trabajo del mundo.

Todo esto son emociones que tienes al mismo tiempo cuando emprendes. Tienes que haber nacido para ello porque la mayoría de personas se rompen con los altibajos. Si estás pensando en emprender no dejes todavía tu trabajo. Saca tiempo de donde no hay. Tal como diría Arnold Schwarzenegger “duerme más rápido” y tendrás más tiempo para tu proyecto propio. Hazlo desde la seguridad de los ingresos del trabajo por cuenta ajena.

Cuando des el paso hazlo con cabeza. Esto no es fácil y no es para todos. Igual te gusta más la idea de emprender que realmente hacerlo. Ten las cosas muy claras cuando te lances al vacío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *