No cambies un beneficio a corto contra uno a largo plazo

Generar ingresos. De eso se trata cuando montas un negocio. ¿O había algo más? Ten cuidado a la hora de pensar únicamente en el beneficio a corto plazo.

Es una tentación. Hacer un beneficio rápido y hacer caja. Lo peor es que el flujo de caja es uno de los activos más importantes de la empresa. En empresas de recién creación como start-ups es clave para la supervivencia. Por lo tanto pensar a corto plazo muchas veces se percibe como aplicar el sentido común.

corto plazoDerechos de foto de Adobe Stock

Muchas veces te encuentras en un conflicto porque no tienes claro cómo actuar.

Uno de los errores más típicos es ofrecer descuentos agresivos generando ingresos pero arriesgando el cabreo de los primeros clientes que han comprado en los inicios. Aunque fidelizar no siempre tiene que ser la mejor opción en la fase inicial del ciclo de vida de un cliente sí que es clave cuidar estos aspectos al máximo.

Si haces una promoción lo ideal es buscar algo que no genere conflicto con una oferta existente. Al final pensar en lo que es mejor para el negocio a largo plazo es lo óptimo aunque a corto no siempre lo parezca.

Para buscar beneficios a corto plazo no montes un negocio. Monta un nicho, vende un producto sin marca en Amazon, monetiza un blog con Adsense, etc. Esto es algo que funciona de forma diferente. Tienes que invertir mucho antes de sacarle algo. Si no tienes esa capacidad financiera y/o la paciencia necesaria probablemente es mejor que hagas otra cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *