fbpx

Mi método y filosofía para hacer funcionar un proyecto online

Las cosas no funcionan porque si. Detrás de todo hay un sistema y una filosofía que aporta pequeños avances todos los días. Esto es en lo que nos centramos.

En los últimos 15 años he lanzado posiblemente 400-500 proyectos online de mayor y menor tamaño. Con el paso del tiempo pasas del azar a replicar el funcionamiento de forma más sistemática. Si se puede llamar de esa forma hay un “método” detrás de todo que va de la mano con mi filosofía de hacer negocios.

filosofía e-commerceDerechos de foto de Adobe Stock

Busco el pequeño “algo” que me ayuda avanzar

Los inicios de un proyecto con la fase más difícil. Aquí me centro en buscar una cosa pequeña que me aporta resultados de forma replicable. Quiere decir que si lo hago veo resultados y si lo vuelvo a repetir consigo esos resultados otra vez. En la mayoría de los casos no es una relación directa entre acción y venta porque para eso se necesita algo más tiempo en general. Esto podrían ser algunos ejemplos:

  • Publicar un tipo de publicación que genera un mayor nivel de interacción y clics generando visitas para la página web.
  • Lanzar una campaña de Facebook Ads de las mismas caractéristicas que genera clics a bajo coste y alguna venta.
  • Subir un número x cada día a la tienda para aumentar un 10-20% el tráfico directo y recurrente a la tienda online.
  • Cada 10 productos subidos a Wallapop generan una conversación. Cada 3 conversaciones de media se genera una venta.

Con estas cifras (inventadas) te puedes hacer una idea de lo que busco. Acciones replicables para convertirlas en rutinas diarias o semanales. Primero me centro en una y luego voy sumando más de ellas. Ahora mismo tendremos una docena de ellas en nuestro proyecto de coleccionismo.

Priorizo sistemas sobre objetivos

Con el paso del tiempo me he dado cuenta que un objetivo poco te sirve si no tienes un sistema detrás para alcanzarlo. Cuando preparo una maratón saco mi plan de 10 semanas de preparación donde tengo 6 sesiones cada semana realizando entre 12 a 35 km a ritmos e intensidades diferentes.

Es lo que estamos ahora mismo haciendo con las métricas semanales. Este contiene objetivos pero no son tan importantes como las acciones que hay detrás. Ahora mismo medimos incluso a nivel diario porque nos hemos dado cuenta que muchas veces fijamos un objetivo semanal y luego en el día a día no nos organizamos suficientemente bien para lograr todo lo propuesto. Llevamos poco tiempo con este cambio pero de momento veo que vamos mejor que antes.

No busco avances rápidos

Cuando empecé con esto siempre buscaba el próximo pico de tráfico, de ventas, de clientes, etc. Luego te das cuenta que un pico no te aporta nada si no eres capaz de replicarlo a diario. Ahora mismo centro todos mis esfuerzos en ir mejorando un 1% cada día sin excepción.

Esto implica que las cosas que están funcionando se sigan aplicando sin excepción. En nuestro caso siempre damos pequeños pasos atrás porque nos olvidamos que ya hemos encontrado lo que estabamos buscando y que ahora toca ejecutar. Al final cada día cuenta y fallar un día me genera mucha frustración porque sé que esas 24 horas las hemos perdido para siempre. Lo peor de todo es que la causa detrás en muchos casos son pequeñas negligencias y urgencias varias que nos quitan el foco de lo importante. Ser constante cuando no hay distracciones es más o menos fácil pero si luchas además con incidencias varias ya no tanto. Aún así sé que tenemos la capacidad de ejecutar a diario pero muchas veces no confiamos en nuestras propias capacidades como equipo. Eso es algo en lo que tenemos que trabajar. Lo haremos, no lo dudo.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *