Los 5 superpoderes del emprendedor nato

Esto a veces es mejor que te lo muestran en las pelis. Ser emprendedor digo. Esta vida lo tiene todo. Muchas montañas rusas, historias de intriga, momentos de euforia, etc.

Es lo que pienso y siempre lo digo. Ser emprendedor no es para todo el mundo. No porque sean personas especialmente inteligente o cómo lo indica el título del post se requieran superpoderes. En ocasiones saber demasiado al principio te podría perjudicar porque es un juego donde todas las apuestas apuntan hacia tu máxima derrota.

superpoderesDerechos de foto de Adobe Stock

Esto es algo que tienes haber nacido para ello. Lo necesitas tanto como respirar o comer. Es algo que por mucho sufrimiento que te encuentres durante el camino es algo que no puedes evitar de hacer.

Lo de los superpoderes evidentemente va un poco en plan irónico. Pero bueno, me ha servido para haberte traído hasta aquí, así que espero que me perdones… ;) Vamos allá con los 5 superpoderes del emprendedor nato.

Una alta resistencia al estrés

No digo que el estrés ya no afecte al emprendedor. No es eso. Es más bien que es capaz de funcionar cuando otras personas ya se hubieran venido abajo por ataques de ansiedad. Tienes que tomar decisiones y actuar bajo gran incertidumbre. Si no aprendes a tolerar el estrés no podrás “ejercer” como emprendedor. Es verdad que vas creciendo con tus tareas. Esto es como entrenarse para una maratón. Con el tiempo te harás más resistente.

Capacidad de multi-tarea

Cuando diriges equipos aunque sean pequeños esto se hace más importante. Muchas veces no tienes que tener bajo control la lista de tareas propia sino también la de todos los demás. No es suficiente dedicarte a una cosa al mismo tiempo. Según por donde te disparen tienes que ir cambiando y saltando continuamente de una cosa a otra. Evidentemente no es lo más efectivo pero es lo que hay.

Sacar tiempo al tiempo

Ser emprendedor no tiene ninguna fórmula secreta. Al final es currar y mucho. El día únicamente tiene 24 horas por lo que depende de tu habilidad de sacarle tiempo al tiempo. La cuestión es ser más productivo que el resto. La mejor forma que conozco es trabajar con listas de tareas. Posiblemente hay otras formas mejores pero a mí personalmente me ayuda priorizar de esta forma.

Convencer a terceros de tus planes

Para lograr tus metas no necesitas únicamente tus propias manos. Muchas veces vas a depender de terceros que tienen que echarte un cable. Necesitas el superpoder de convencer a terceros de unirse al proyecto o colaborar contigo de alguna manera. Hay ciertas personas que tienen este don. Es una especie de seducción. Es el brillo en tus ojos que hace creer a los demás que eres capaz de lograr cualquier meta.

Tener fe

Sí, te parecerá extraño pero lo considero un superpoder. Muy pocas personas tienen la capacidad de tener fe en algo. Y menos cuando las cosas se ponen complicadas. Al más mínimo problema abandonan porque piensan que no va a funcionar y/o que no merece la pena tanto esfuerzo. Sin saber hacia dónde vas tienes que confiar que vas a llegar. No sabes cuándo y muchas veces tampoco cómo pero lo harás. Tarde o temprano. Pasito a pasito… ;)

Si te ves reflejado en este puede que tengas lo que haga falta. Si piensas que ha sido una chorrada puede que también. No seré yo el que diga lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *