Lo que me funciona excepcionalmente bien para sacar más tareas cada día

Es lunes, comienza una nueva semana por lo que tiene sentido hablar de productividad. Esto son mis mejores consejos para sacar adelante todo lo que te propones.

Hablemos hoy un poco de productividad aunque se pise un poco con lo que escribo en Zenguerrilla. Es lunes y acabo de llegar a la oficina. Ya he grabado un vídeo para mi curso de Facebook Ads. Acaban de tocar el timbre porque están llegando las primeras personas a la oficina.

to do listDerechos de foto de Fotolia

El tema de productividad es una de las preguntas más frecuentes que me hacen. Desde fuera parece que estoy haciendo muchísimas cosas a la vez. Para poder hacerlo, tengo algunas reglas sencillas.

  1. Planifico la mañana la noche antes de irme a la cama. De esta forma cuando me levanto no tengo que pensar en las tareas a realizar. Me pongo en movimiento cuando suena el despertador. Debajo de la ducha visualizo los primeros pasos cuando estoy en la oficina.
  2. Muchas veces elijo la segunda mejor opción. Cuando le das demasiadas vueltas a los temas en ocasiones no consigues avanzar. Probablemente no haya elegido la mejor de todas las posibles soluciones pero al menos estoy avanzando y puedo obtener nuevos datos para optimizar el proceso en un segundo paso.
  3. Delego tareas relevantes en terceros. Muchas veces corro el riesgo que las cosas no se hagan tan bien como me lo espero o que se cometan incluso errores graves. La falta de confianza hace que muchas personas tengan que hacer absolutamente todo ellos mismos. Cuando delegas tienes que asumir que hay un proceso de adaptación. Poder confiar en terceros es tener tranquilidad y la posibilidad de hacer varias cosas a la vez.
  4. Utilizo tiempos muertos. Mi portátil siempre tarda un par de minutos en estar operativo (en dos semanas ya tendré uno nuevo). Este tiempo lo utilizo para hacer mis lecciones diarias de Duolingo. No me da tiempo para acabar pero al menos ya he avanzado un poco. Cuando estoy esperando a alguien fuera de la oficina utilizo el móvil para adelantar posts. Aquí lo mismo. No los suelo acabar pero igual ya saco 2-3 párrafos aprovechando el tiempo de espera.
  5. Hago deporte todos los días. Lo suelo hacer al medio día antes de comer. De esta forma aprovecho un momento del día donde la concentración ya baja en intensidad. Típicamente suelo coordinar muchas cosas con muchas personas durante la mañana. Esto hace que el nivel de estrés suba. Una vez realizados los ejercicios HIT suelo ser una nueva persona con la mente totalmente despegada. Entre salir de la oficina, entrenar y comer invierto aproximadamente 1,5 horas.
  6. Leo (cada vez más) libros. Lo suelo hacer durante la noche antes de irme a dormir. Los libros son una fuente infinita de nuevas ideas o soluciones a problemas existentes. Por lo tanto sacar información no siempre parece obvio porque el tema no siempre suele estar relacionado de forma directa. Es sin duda uno de los huevos hábitos de este año que más me ha aportado.

Ahora mismo son las 9:15 y he finalizado el post del día. Ya tengo un vídeo grabado. Esto es la sensación que busco empezando el día. Avanzar de da energía para ir más rápido y sacar todavía más cosas. Es inercia pura. No hay mayor secreto detrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *