Lo que he aprendido sobre crecer en Amazon de forma sostenible en 5 años

Amazon sigue siendo el rey del mambo. Para los pequeños emprendedores que tenemos tienda online puede ser un canal potente que tiene sus trampas.

Amazon está teniendo tanto éxito porque una gran parte de su facturación viene de vendedores externos. Sin coste de capital le damos acceso a inventario, datos y mercado. La verdad es que la cosa le ha salido redonda.

crecer en AmazonDerechos de foto de Adobe Stock

No crear una dependencia total de Amazon

Siempre digo que hay que tener mucho cuidado cuando te metes en Amazon porque no es oro todo lo que reluce. La rapidez con la que logras tener éxito y subir en facturación es fascinante por lo que en nuestro caso nos olvidamos de todo lo demás creando una dependencia del 95% de facturación. En este post reciente cuento cómo en 12 meses hemos logrado reducir esa dependencia.

Después de haber lanzado los mensajes de advertencia quiero centrarme en la parte positiva. Si no descuidas el resto de canales Amazon puede ser una fuente de ingresos recurrente muy atractiva. Esto es lo que estamos haciendo para convertirlo en lograrlo de forma sostenible.

Centrarse en un nicho que controlas

Este nicho puede ser grande o pequeño. En nuestro caso al principio fue bastante reducido pero nos dio la oportunidad de encontrar oportunidades de compra que nos permitían trabajar con márgenes del 60% o más allá restando todas las comisiones, gastos de envío e IVA antes de pagar impuesto sobre los beneficios. Desde un nicho muy concreto puedes ir creciendo e ir añadiendo aros tal como lo hace un árbol con el paso de los años.

No dejarse distraer por los top-sellers

Vender mucho de un producto no significa necesariamente que estés ganando mucho. Sobre todo al principio te dejas distraer fácilmente por aquellos productos que están en las listas de los más vendidos. Sin excepción, estos también son los de mayor competencia. A pesar de tener todavía un pequeño margen he eliminado una categoría de productos con la que hemos facturado cerca de 40.000 euros en 2018. No será fácil remplazarlo pero si quieres crecer de forma sostenible tenemos que centrarnos en una temática. Esa categoría de producto en concreto se salía totalmente de los demás productos que vendemos.

Obsesionarse con la creación de nuevos listings

Ahora mismo estamos en una dinámica de crear muchos listings nuevos. La teoría detrás es sencilla. Cuando más amplio nuestro catálogo. Más seremos capaces de vender. ¿Tiene sentido no? Soy consciente que la relación nunca va a ser lineal porque no siempre se puede predecir el éxito de un producto. Algunos se venden en días y otros tardan meses o incluso años en generar ventas.

Centrarse en producto pequeños de poco peso

El punto previo tiene que ir de la mano de este. Si envías productos a la logística de Amazon como nosotros tienes que tener en cuenta en tus cálculos que tendrás costes de almacenamiento en caso de que el producto tarde en venderse. Si vas almacenando productos grandes y pesados estos son mucho más relevantes que si son pequeños y ligeros. Es por ello que este punto es clave a la hora de crear muchos listings nuevos en Amazon y en consecuencia también tener muchos productos con FBA (Fulfillment by Amazon).

Ahora mismo estamos en un punto muy bajo con Amazon. Estamos ligeramente por encima de 100 euros diarios cuando en Navidades era un factor múltiple de 10. También es cierto que hemos centrado todos nuestros esfuerzos y recursos en la tienda online por lo que la caída ha sido inevitable. Poco a poco iremos remontando reponiendo muchos de los productos que ya llevan meses sin inventario. Nuestro objetivo para estas Navidades es ambicioso: 100.000 euros de facturación en diciembre. Todavía estamos muy lejos pero cada día estamos creando la base para lograrlo. Te seguiré contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *