Las frustraciones del verano – mi plan de contra-ataque y combate

Si eres emprendedor las leyes de la física para ti no existen. Crees que lo imposible está a tu alcance y que únicamente es cuestión de tiempo que lo consigas.

He querido evitar hacer uso de Faceapp, aquella app de moda que te enseña con toda su brutalidad cómo será tu aspecto cuando tengas 70+ años. Un amigo mío me envío una foto a través de Whatsapp acompañado de un mensaje que lo hacía difícil anticipar lo que había detrás.

negocio veranoDerechos de foto de Adobe Stock

Pasando el verano como cada año en las montañas

Me voy a parecer cada vez más a mi padre por lo menos si me creo lo que predice la app. La misma noche soñé de perder un diente lo que tampoco es una señal muy positiva (por lo menos si crees en eso de los significados de los sueños). Ya no sé por qué te cuento todo esto pero cuando empecé el párrafo me parecía una buena idea como introducción para el post…

Ahora mismo estoy en Austria con mi familia, mis suegros y la familia de mi cuñado como ya se ha convertido en tradición en los últimos años. Somos 11 personas en total y como cada uno vivía hasta ahora en una punta diferente de Europa (nosotros nos acabamos de mudar de España a Alemania) es una buena ocasión para verse y pasar unos días juntos en las montañas austriacas.

He decidido seguir levantándome a las 6 de la mañana para no perder la rutina. Tampoco es demasiado complicado ya que nos solemos acostar antes. De esta forma saco mi post diario y puedo responder a algunos mails antes de que todo el mundo tome el desayuno. Algunos ahora pensarán “¿pero las vacaciones no van de desconectar y esas cosas…?”. Si un pensamiento parecido se te ha pasado por la cabeza posiblemente todavía no has vivido la experiencia de emprender en primera persona. Por mucho que me guste la idea de desconexión total es algo imposible y en la fase que está la empresa inviable.

Cosas del verano – bajada de la venta y frustración total

Debo admitir que en las últimas semanas estoy bastante frustrado porque mi proyecto de coleccionismo no está evolucionando tal como me gustaría:

  • El tráfico de SEO está bajando en vez de subir. Sí, lo sé, es algo normal en verano pero en tiempos de smartphones el efecto debería ser muy leve o incluso la tendencia contraria ya que la gente pasa mucho tiempo en la playa echados sin saber lo que hacer con su tiempo aparte de jugar con el móvil.
  • Listings importantes se bloquean a diario. Hemos sufrido adicionalmente una bajada importante en las ventas de Amazon que por una parte ha tenido que ver con una decisión estratégica de dejar de vender un tipo de producto que aportaba un tercio de toda la facturación. El resto de sufrir de listings bloqueados es simplemente “mala suerte” pero que a través de luchar con el soporte de Amazon logramos solucionar poco a poco.
  • Bajada de ventas en la tienda online. Esta parte es la que más me interesa y la que más estamos sufriendo. Todavía sigue siendo un proyecto muy joven e inestable. De media estamos teniendo 1-2 ventas al día en nuestro propio e-commerce (venimos de 5-6) y acabamos de pasar una sequía de 5 días sin venta (frustración total).
  • Bajada de ventas en Ebay aunque aquí el efecto es menos grave con una bajada del 20% en comparación con abril. Simplemente confirma la tendencia global que cada vez de nuevo se repite en verano: las ventas caen.

A esto se suma un retraso importante en la integración de nuevos marketplaces (Carrefour y Aliexpress). Por suerte el segundo ya está activo (faltan mejoras) y la primera venta se tuvo que cancelar. Habrá que tener un poco más de paciencia con este canal al que le había dado un potencial de venta estimado a corto plazo de 500 euros de facturación mensual. Muy poquito, ya lo sé pero en los inicios todo suma y de alguna forma hay que empezar.

Cómo combatimos el efecto del verano en las ventas

De forma resumida se podría decir siendo muy cabezones. Cada año de nuevo ignoro que estas fechas son malas para vender de lo nuestro. Hay gente que incluso factura más pero porque venden productos que son estacionales, nosotros no. Hay que seguir a pesar de toda la frustración.

  1. Trabajamos con más fuerza el tema de SEO. Hay que pensar a largo plazo y a corto viendo que Navidades ya está más cerca de lo que me gustaría. Será la época fuerte y contraria a lo que estamos viviendo ahora.
  2. Mejoramos la calidad del servicio en general. Estamos implementando procesos nuevos para dar un mejor trato al cliente en la post-venta. También seguimos optimizando fotos y descripciones de los productos que nos harán destacar todavía más frente a la competencia que no invierte tanto tiempo en esta tarea.
  3. Seguimos integrando marketplaces para llegar a más clientes. No me quiero relajar y busco formas de generar sinergias. En vez de “únicamente” estar en Amazon quiero sacarle provecho a la visibilidad global que pueden aportar otros marketplaces aunque sean más pequeños o menos desarrollados. En especial con Aliexpress tengo grandes expectativas para estas Navidades.
  4. Primera campaña con Google Shopping. Hace literalmente menos de 24 horas desde que lanzamos la primera campaña. A ver qué tal se verá reflejado en los resultados a nivel de ventas o al menos en tráfico a corto plazo. Es un canal que me han recomendado por lo que tengo curiosidad para ver lo que sucede.
  5. Seguir trabajando las comunidades en redes sociales. Dentro de nuestro nicho de coleccionismo estamos creando una nueva comunidad enfocada a un segmento nuevo replicando las estrategias inicialmente utilizadas para montar la primera. Todavía le estamos dedicando pocos recursos por lo que las cosas todavía van lentas. Hay que ser paciente y seguir trabajando, como con todo en la vida.

Para acabar con algo positivo. No lo menciono a menudo pero las ventas en la tienda offline ahora mismo han subido mucho (partiendo de un nivel bajo). Posiblemente porque muchas personas ahora están de vacaciones y los peques no tienen cole muchos coleccionistas adultos y pequeños se acercan para realizar compras en persona.

Pues de momento es todo. Hay que superar esta fase bajísima de ventas para recuperar liquidez en Navidades. Es el juego del que conocemos las reglas aunque en ocasiones pensemos que a nosotros no se aplican. Poco a poco, paso a paso.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *