fbpx

Las 3 opciones para hacer crecer mi proyecto y la que he elegido

Hay cosas más sencillas en la vida que montar un e-commerce con recursos limitados. Emprender es sufrir y hay gente dice que en eso consiste la vida.

Encantado de la vida. De esa forma se podría resumir la experiencia de los últimos 2 años con mi nuevo proyecto. Esto no significa que es increíblemente complicado y que tenemos nuevos problemas que tenemos que solucionar todos los días.

crecer negocioDerechos de foto de Adobe Stock

Una de ellas es la gestión de inventario y con ello liquidez. Cuando vienes de un mundo de productos digitales (Quondos), te afrontas a una problemática que nunca has tenido antes. Si inviertes en producto físico tienes que hacerlo rotar en menos de 30 días. Esto sería lo ideal. A día hoy tenemos posiblemente unos 50.000 euros (valor de venta) en inventario. Lo peor de todo es que sigo sin ser capaz de darte una cifra exacta. Fatal, sí lo sé, estoy en ello…

Para seguir creciendo necesito más liquidez. Esto son las opciones que tengo.

Conseguir inversores

Ya he pasado por esto. No es que sea una mala opción pero tienes que tener muy claro en lo que te metes. Pierdes gran parte de tu libertad. Además hay que ser sincero. Un e-commerce no es el tipo de negocio escalable que la gran mayoría de inversores (que yo conozco) esté ahora mismo buscando.

He tenido una conversación meses atrás con un posible inversor alemán y me ha dejado muy claro las deficiencias que tiene el proyecto desde el punto de alguien que podría financiarlo. He decidido de momento abandonar la vía de inversión.

Conseguir financiación bancaría

Para ser más preciso tendría que decir “más” porque ya dispongo de una línea de crédito. Esta la he abierto para aguantar el paso que me supone tributar en 7 países de la Unión Europea. Las cantidades son las mismas (más o menos), lo malo es que la transición no ha sido pasar de tributar de un país a otro sino en la mayoría de los casos he pagado más de 1 año de IVA adicional que ya había pagado en España. No voy a entrar en detalles sobre esto, pero son unos 30.000 euros que tengo que pedirle de vuelta al estado español y esto conllevará su tiempo. Estimo que fácilmente 3-4 años.

Conseguir proyectos de consultoría

También se podría resumir en “buscarme la vida”. En Alemania existe ahora mismo una ventana de oportunidad para realizar proyectos de consultoría dentro del ámbito donde hice mi doctorado. Sería volver a mis raíces para ganar dinero que me permita financiar todo el tinglado. Es la mejor de las opciones porque me permite mantener en gran grado la independencia del proyecto. Serán 4-5 años intensos, vivir entre dos mundos pero merecerá la pena.

Bola extra – inversores en producto

Otra forma adicional que he realizado en los últimos 12 meses ha sido de forma puntual aceptar inversión externa en producto. ¿Cómo funciona esto?

Inversor x pone 1.000 euros. Con este dinero se compran productos A, B y C. En cuestión de z meses se venden y una vez restados todos los gastos e impuestos los beneficios se comparten. Hemos logrado ratios de retorno atractivos (15-30% en 6 meses) aunque no tengo claro si la gestión para esto para llevar las cuentas permite escalar. Por lo menos no de la forma en la que lo he estado haciendo ahora. No lo voy a empujar de momento.

Así que en eso estamos. He decidido por la opción 3 de “mover el culo”. Trabajaré en algo que no me emociona pero que me permite financiar mi propio proyecto para llevarlo al próximo nivel. Ya te iré contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *