La vida es corta, crea una start-up

Después del post “10 verdades sobre emprender” tengo la sensación de que hace falta destacar también en más detalle el lado positivo de emprender. Por alguna razón será que seguimos adelante a través de todo… ;) Crear una start-up vale la pena, aquí os cuento por qué.

Pienso que después de los últimos posts nadie puede decir que pinto la imagen del emprendedor de manera demasiada romántica. No quiero que nadie se meta en esto sin saber lo que le espera o porque piense que emprender es una alternativa al paro. ¡No lo es!

I love my start-up

Existen muchos momentos por los que vale la pena seguir adelante aunque cueste un huevo. Comparto algunos de los momentos que me dan la energía de seguir luchando cada día. Esto son los momentos y como los vivo:

Cuando estás en la oficina y ves todo el equipo trabajando y piensas: si no hubiera pintado hace 4 años el primer Powerpoint nadie de ellos estaría aquí. Yo no estaría aquí. Probablemente seguiría en Suiza haciendo un trabajo que no me llenaría ni de cerca como lo que estoy haciendo aquí. Ver eso todos los días, vale la pena.

Cuando un cliente prueba tu producto y te da un feedback que te llena de orgullo. Miras atrás y te acuerdas de los días intensos de 72 horas para tras meses de trabajo del equipo lanzar tu producto a tiempo. Te das cuenta que el esfuerzo ha valido la pena.

Cuando encuentras de casualidad un post en un blog de un usuario satisfecho. Te acuerdas de aquellos usuarios que te han criticado porque no han estado contentos. Sabes que hacerles caso y aceptar las críticas ha sido acertado. El resultado ha valido la pena.

Cuando sales con tu start-up en medios de comunicación con la foto del equipo. Llamas a tus padres que están en Alemania (en el país donde nací). Te acuerdas que te dijeron que estabas loco de no haber cogido ese trabajo de 120.000 francos suizos y piensas que todo el esfuerzo vale la pena.

Cuando hablas con otros emprendedores en eventos, reuniones, redes sociales y te das cuenta que ellos tienen las mismas dificultades que tu. Notas que comparten la misma pasión por emprender y por llevar adelante su proyecto. Compañeros se convierten en amigos que te apoyan con consejos y lo más valioso que tienen: su tiempo. Ves que no estás solo y que todo el esfuerzo vale la pena.

Y muchos más…

Como ya sabéis, emprender tiene su lado oscuro. Sin esto, los lados positivos no serian tan emocionantes. ¡La vida es corta, crea una start-up!

  1. Genial post, como siempre. La verdad que, si llegas a esa serie de cosas que comentas, te das cuenta de que el esfuerzo ha valido la pena con creces.

    Responder
  2. Totalmente de acuerdo y me sumo a la satisfación. Son momentos difíciles, pero es más satisfactorio estar construyendo algo para uno mismo que para grandes multinacionales en las que las personas son anuladas, y no existen como tal.

    Responder
  3. Coincido contigo en que crear una Startup no es una alternativa ( en general ) al paro. Crear y dirigir tu empresa es muy duro y debe ser algo vocacional, no circunstancial. Interesantes todos los puntos que comentas y difícil elegir uno, pero para mí, el feedback positivo de clientes, tanto de tu empresa como de tu producto, creo que marca la diferencia con los demás y hace que todo el esfuerzo valga la pena. Un saludo

    Responder
  4. percy cortez pimentel enero 13, 2012, 9:46 am

    AMIGO POR SUERTE BUSCANDO ENCUENTRO TUS REFLEXIONES,COINCIDO CON ELLO AUNQUE TE SIENTO DURO Y DIRECTO,BUENO ES TU ESTILO Y SE RESPETA.PERO RESALTO CUANDO COMENTAS TUS EXPERIENCIAS,LEERE TUS PUNTOS DE VISTA,Y GRACIAS POR COMPARTIRLOS.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *