La relación entre gastos e ingresos en una start-up

¿Cuándo más inviertes, más ingresas? Puede que esa supuesta verdad te pueda llevar rápidamente a la muerte de tu start-up.

En una start-up hay una regla muy sencilla. Si no dispones de financiación por parte de inversores tienes que seguir esto a rajatabla: no puedes gastar más de lo que ingresas o estás muerto.

finanzas start-upDerechos de foto de Fotolia

A pesar de ser una regla muy sencilla muchos acaban metiendo la pata. Y ojo, esto va más rápido de lo que te imaginas. Si te descuidas un poco, de repente un mes empiezas a ingresar menos de lo que entra y si no tienes un gran colchón estás rápidamente en un aprieto.

Las finanzas de media no se nos dan demasiado bien a los emprendedores. Claro, temas como flujo de caja, IVAs, planificación financiera, etc. no son tan sexy como desarrollo de producto, Growth Hacking o diseño de la interfaz para el usuario. Diría que ser bueno en aspectos que tienen que ver son al menos o incluso más importantes. Sobre todo cuando empiezas tu supervivencia dependen de tu capacidad de gestionar las finanzas.

Cuando aprendes en la universidad la teoría sobre los negocios te podrías quedar con una cosa. Cuando más gastas, más ingresas. Porque claro, hay que invertir para ganar dinero. Lo que no funciona por defecto de esta forma en la vida real en grandes corporaciones, no se aplica ni de coña en start-ups que están empezando.

La regla es más bien. Cuando más gastas, más gastas.

Pocos negocios empiezan con la máquina de dinero en funcionamiento donde metes un euro y salen dos.

Así que habría que cambiar la regla de “hay que invertir para ganar dinero” en “cuando menos gastas, menos gastas”. Por lo menos en fases muy iniciales. Llegará un momento donde o abandonas o arriesgas. Eso está claro pero no tiene sentido apostar a lo grande cuando estás todavía demasiado lejos de esa “máquina de dinero”.

Gastos e ingresos no están tan relacionados en una start-up. Aunque no lo veas al principio (yo en Coguan tampoco lo pensaba hasta que estaba obligado a dar el paso), los gastos no están tan relacionados con los ingresos. Puedes cortar costes un 50% e igual perder únicamente un 10% ingresos o incluso nada.

En situaciones de crisis puede ser el paso acertado. Eso o cerrar el chiringuito. En ocasiones es la mejor de las opciones. Yo con Coguan probablemente lo hice 3-4 años tarde. No es una decisión fácil pero muchas veces la más acertada. A veces hay que dar un paso atrás para dar dos hacia adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *