La obsesión es buena (si eres emprendedor) 

Hay gente que consigue cosas y luego están aquellos que realmente triunfan. En ocasiones se necesita algo de obsesión para quitar las piedras más pesadas de tu camino.

La gente normal no le va nada bueno en estar obsesionado. Si eres emprendedor no te puedes considerar “normal”. Vives y mueres por tu proyecto. Por la ilusión de convertir una idea en realidad. Y aquí empiezan los problemas.

obsesiónDerechos de foto de Adobe Stock

Una idea es bonita, convertirla en realidad puede ser en parte una cosa fea. Hay una única cosa que te hace superar esos momentos duros y es la obsesión. Es cómo una persona que tiene algún tipo de adicción. Siempre encuentra una forma de conseguir la droga.

La obsesión viéndolo del lado positivo hace lo mismo. Te permite avanzar en el terreno de juego cuando otros ya se han ido llorando a casa.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *