fbpx

La importancia de las cosas más pequeñas en un negocio

Las cosas grandes nacen de las cosas pequeñas. No puedes hacer una cosa sin haber practicado y perfeccionado la otra.

Vamos por el tercer día del experimento. Mi equipo se está poniendo objetivos ambiciosos que están a la altura o incluso por encima de lo que yo les hubiera marcado. No todos se alcanzan pero eso no es lo más importante. Aunque todavía no lo aplicamos al 100%, según OKR los objetivos han sido demasiado bajos si los alcanzas al 100% semana tras semana.

detallesDerechos de foto de Adobe Stock

Aunque la tendencia de estos últimos días sea positiva, hay pequeñas cosas en las que estamos fallando. Justo ayer cuando me pusé ya a última hora a revisar las métricas del día me dí cuenta de que no estaban registradas como deberían. Algunas estaban y otras no.

Son estas pequeñas cosas en las que fallamos muchas veces como equipo. Para saber si vamos bien no podemos ser negligentes en el registro de los resultados obtenidos. A primera vista no parece tan relevante, pero si lo piensas es la base.

No podemos hacer cosas grandes, si fallamos en las pequeñas. Es una frase que repito con frecuencia a mi equipo. La base es la disciplina en llegar de forma puntual a la oficina, dar feedback de forma regular, documentar el trabajo, etc. El impacto a corto plazo parece menos relevante que los resultados que generamos pero son el fundamento del trabajo de mañana. Sin fundamento no hay base y todo se viene abajo.

No aceptaré que fallemos en las cosas pequeñas porque tenemos planes de hacer cosas grandes. El reto será concienciar a todo el mundo para que entienda la vital importancia. Hagamos parte de este experimento. Te seguiré contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *