fbpx

La flexibilidad de la zona de confort y el impacto en los que te rodean

La zona de confort es por definición un concepto flexible. No se trata únicamente de ampliarla porque si te descuidas puede que incluso empiece a encogerse.

Es curioso. Me cuesta menos tener que hablar delante de 500 personas en directo que tocar el timbre de los vecinos con mi peque para invitarlos a la fiesta de su cumpleaños. Parece una estupidez pero esta vez no he intentado negociar con mi mujer para que vaya ella (como siempre). He querido obligarme a salir de la zona de confort.

Zona de ConfortDerechos de foto de Fotolia

La zona de confort es un espacio que es flexible y se encoje con el tiempo si dejas de moverte en el borde de la misma. De repente te das cuenta que cosas que antes no te costaban ahora requieren otra vez un esfuerzo. Es como cuando dejas de salir a correr durante un tiempo y luego intentas a realizar el recorrido de siempre. Te va a costar mucho más de lo normal.

Es relativamente fácil salir de la zona de confort en un campo que te gusta (p.ej. practicando tu deporte favorito). Es bastante más complicado hacer lo mismo en situaciones donde con poco ya te sientes molesto y quieres retroceder. El típico “si quieres, puedes” aquí no siempre sirve si no tienes razones de peso (p.ej. problemas de salud, generar ingresos para tu familia, etc.).

Con el paso de los años todo cuesta más. No se trata únicamente de habilidades puramente físicas. También tus capacidades mentales van empeorando. Pierdes la fuerza de voluntad de luchar contra la zona de confort. Hay que entrenar tanto el cuerpo como la mente y la capacidad de sufrimiento.

¿Para qué tanto sufrimiento? Una de las peores cosas que te pueden ocurrir en la vida es que nadie te eche de menos cuando ya no estés. Superarte significa ser más feliz porque te das cuenta que puedes conseguir cosas que antes de empezar te parecían increíblemente difíciles. Tu estado de ánimo deja huellas en las personas que te rodean. Sirven como ejemplo para inspirar a tus seres queridos. Si él o ella lo consigue, yo también puedo. Si tú estás bien, ellos estarán un poco mejor. Cuando tú estés mal, ellos sufrirán contigo.

La mejor razón para salir de la zona de confort es que no lo haces únicamente para ti. Hay personas más importantes que tú mismo. Tus padres, tus hijos, tu pareja, tus amigos, etc. Cuando te des cuenta que acabas de salir de la zona de confort, no retrocedas. Imagínate que ellos están detrás de ti observándote y animándote para avanzar.

 

  1. Hola Carlos,

    Debo decir que me siento bastante identificado con este post, en mi caso el haber estado tanto tiempo fuera del mundo online hace que ahora me cueste mucho más volver a empezar.

    Espero al menos volver a estar como antes, es cierto que es duro que nadie te eche de menos cuando ya no estés, sé que mucha gente se habrá acordado de mi, tuve que dejar de moverme en el borde de mi zona de confort, ahora vuelvo con más ganas y fuerza que antes, con más ánimos y más ilusión.

    Un saludo!

    Aridane

    Responder
  2. No sé como rayos conseguiste una ronda de inversiones siendo tan tímido. Has de haber tomado muchos ansiolíticos.

    Respecto a hablar frente de 500 personas en un vivo es muy distinto que hacerlo en la vida real ya sea con una persona, 1/2 o un perro. Al ser en la vida real la sensación de hacer el ridículo es muy palpable, no así en internet donde la misma se “ablanda” bastante. Y al ser seres sociables adivina CUANTO nos importa lo que los demás piensen de mi, de ti o de quien sea.

    Saldrás de la zona de confort cuando alejes en parte el miedo a ser juzgado, ya que quieras o no serás juzgado igual, entonces… Who cares?

    Éxitos!

    Responder
  3. Hablamos tanto de la zona de confort que parece que algunas veces hace falta recordar lo que es. Por eso artículos como estos nos mantienen al día. Gracias.

    Responder
  4. claro que si Carlos. LA zona de confort es algo que debemos expandir constantemente pero corremos el riesgo de volver al mismo sitio siempre. Ahora que tengo mi blog, he inculcado el hábito de la escritura, todos los días escribo o prepara contenidos y también avanzo con el primer ebook que estoy escribiendo, pero sé que si algún día abandono esto será difícil retomarlo de nuevo. Te invito a mi blog http://www.confiatividad.com ya está en marcha y ando preparando cosas nuevas. Gracias por compartir y por llenarnos de útiles consejos. Un abrazo desde Colombia.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *