La conquista prohibida del espacio personal y por qué todos somos tan malos comunicadores

Todos invadimos espacios personales de comunicación. Unos por falta de empatía y otros porque se dejan llevar por sus emociones y no tienen paciencia.

Comunicar es una de las cosas que peor se le dan al ser humano. Lo que a primera vista puede parecer totalmente sencillo resulta extremamente complicado para la gran mayoría de las personas.

Comunicar bienDerechos de foto de Fotolia

Razones por las que no se nos da demasiado bien comunicar

Todos los problemas que surgen en la combinación se pueden resumir en gran parte con una palabra: emociones. Si no las controlas, las entrenas o generas vas a dejar indiferente o en el peor de los casos las personas te van a empezar a evitar.

  • Miedo de hacer el ridículo: sobre todo cuando nos encontramos en un entorno que no controlamos estando con personas que apenas conocemos. Si eres una persona tímida (como yo) simplemente te quedas callado y no dices nada. La falta de comunicación también se puede interpretar de diversas maneras erróneas: falta de interés, arrogancia, antipatía, etc.
  • Falta de práctica: todo en la vida es practicar. La comunicación no es ninguna excepción. Si no estás acostumbrado de hablar con personas fuera de tu círculo de amigos es posible que metes la pata sin querer. Existe una distancia natural en la comunicación que no debes invadir para evitar que la persona se sienta incomoda. De la misma manera también existen fronteras en las cosas que puedes decir y las que mejor deberías quedarte para ti en contactos iniciales.
  • Nivel bajo de empatía: la falta de práctica en combinación con un nivel bajo de empatía puede convertirte en “el tío que es un idiota” cuando otras personas hablan sobre ti. Se dice que los niños son duros pero tienen un buen ejemplo en los adultos. Lo peor de todo es que la falta de empatía es algo que tienes o no. Esto no significa que no puedas mejorar y subir de nivel. Las personas que no son capaces de meterse en la piel de los demás no quieren hacer daño a propósito es que simplemente no se dan cuenta que la están cagando.

Errores comunes en la comunicación

No hay que ser Einstein para darse cuenta que la vía de comunicación elegida no te está funcionando o que una persona te está evitando. Lo que puede ser más complicado es entender el porqué que provoca los errores comunes en la comunicación.

1. Presionar demasiado para recibir feedback: lo típico que ocurre cuando trabajas con equipos es que alguien te envía un mail y en el momento de dice por Skype que te ha enviado un mail. “Dame tiempo de respirar.” A ver, confieso que no puedo decir que no haya pecado nunca en este aspecto pero si no son situaciones extremas lo suelo evitar. Ya he recibido también mails de follow-up de comerciales que me reenviaban su mail añadiendo “???” para que les de una respuesta. “¿Pero tú que de vas…?” es lo que pienso en ese momento y me quita todas las ganas de responder ya a ese correo.

2. No ser preciso y enrollarse: este punto es uno de mis preferidos. Recibo cada semana varios mails de lectores que me hacen alguna pregunta. Evidentemente respondo de manera encantada aunque en ocasiones suelo tardar un poco. Puedes acortar el tiempo de respuesta enormemente si redactas un mail breve que va al grano. No te pases de 3-5 frases, se que cuesta y que vas a tardar más tiempo que para escribir uno largo pero es lo que hay. En muchos de estos mail incluso falta por completo una pregunta. Te pido perdón si en alguna vez no hayas recibido respuesta pero es muy probable que hayas caído en una de las categorías de “respondo más tarde” y luego por lo que sea me he olvidado de responder.

3. Elegir la vía de comunicación equivocada: aparte de mantener una distancia social para no invadir el espacio personal de una persona hay que respetar también las vías de comunicación. Algunas puedes ser más intimas que otras. Cuando estás realizando los contactos iniciales con una persona evita mensajes por Whatsapp, Skype o llamadas al móvil. Requieren una atención directa que puede no encajarle a la persona (de lo quieres algo). Le estás imponiendo tus prioridades en ese momento y además invades un espacio de comunicación personal. Lo mejor suele ser el canal de e-mail para las primeras comunicaciones. Le permite a tu interlocutor de organizarse y priorizar la respuesta a tu mail en función de su tiempo disponible.

Nadie está libre de pecados. El último lo cometí hace un par de días cuando le envié un mensaje a una periodista de El Pais por LinkedIn para hablarle de 1dolar.org y en paralelo le mandé un mensaje por Twitter para asegurarme que lo iba a ver. Me he dejado llevar por mis emociones y mi falta de paciencia hizo, que la probabilidad de recibir una respuesta por su parte ahora sean prácticamente cero dado que invadí su espacio personal de comunicación de manera violenta… Ojala hubiera escrito este post hace 1 semana… ;)

  1. Un problema al que se tiene que acabar enfrentando un blogger cuando empieza a tener éxito es cómo atender a la avalancha de comentarios que le acaban llegando a su blog.

    Creo que Carlos y yo hemos llegado a un acuerdo de mutua no agresión a este respecto. Yo no espero que conteste a todos mis comentarios y él me permite reutilizar su material.

    De todo el tiempo que llevo siguiendo este blog, el concepto de blogup (blog a modo de start-up) es el que más le ha servido a #Jerby para orientar el suyo…

    Responder
  2. Me encanta como lo has descrito Javy! :) Lo importante es que haya un win-win y el resto son relaciones temporales sin futuro… ;)

    PD: a ver si en 2014 conseguimos ponernos cara!

    Responder
  3. Seguro que el año que viene nos vemos en alguna parte…

    Responder
  4. Creo que has acertado con este post. Todos tenemos errores en la comunicación porque no es nada fácil. Nadie se libra. Sobre todo al escribir en los medios digitales. En este post he detectado algunos fallos (acentos y cambios de palabras debido a la rapidez de la escritura). Creo que debemos cuidar bien la comunicación. Menos es más y la calidad es prioritaria a la cantidad. Saludos.

    Álvaro

    Responder
  5. Me ha llamado la atención sobre todo que pusieras el acento en la empatía, entre otras cosas. No es la primera vez que leo algo donde se considera la empatía como algo importante en el tema de las relaciones en el trabajo, con clientes, etc.
    La empatía forma parte de la inteligencia emocional y es curioso, pero, aunque no conozcas mucho a una persona, si esta tiene una cierta inteligencia emocional te das cuenta, a mí me pasa. Y con esa gente me resulta más fácil tratar. Para todo se necesitan habilidades sociales. Tanto en ámbitos educativos como empresariales, creo que todos nos hemos encontrado con personas que no trataban con consideración a los demás. Y ellos ni se daban cuenta, para qué tener empatía si gano un pastón.
    Me alegra actualmente hay emprendedores directos, honestos y asequibles. Te incluyo en este grupo.

    Responder
  6. Todo el mundo tiende a invadir el espacio personal a la hora de comunicarse y no dejarte respirar, pero aprenden con el tiempo hacerlo bien.

    Por Ejemplo a mi en el curro me llegan muchos correos de los usuarios sobre consultas, pero si llegan 300 correos 150 tienen su doble en skype, pero antes eran 250 hemos ido mejorando.

    No somos maquinas para responder siempre a todos los email, hay que entender que alguno se nos pasa, a Carlos se le paso uno mio de hace ya algún tiempo, pero no lo crucificare por eso :D ya que nunca podemos estar al 100% para todos.

    Siempre recibirás antes una respuesta si como bien dices no invades su espacio y agobias a la persona enviándoles no uno si no cinco e-mails para que conteste la misma pregunta.

    Saludos.

    Responder
  7. Mil disculpas Dani, reenvíamelo por favor! :)

    Responder
  8. Hola carlos!
    Yo también añadiría que también todo depende de la persona, en el sentido de que a unas personas le puede resultar una invasión de espacio y a otras no. El ser humano es complicado de por sí. Pero encontrar el punto intermedio solo lo dictamina la experiencia y solo la adquieres equivocándote una y otra vez.
    Un saludo!

    Responder
  9. Carlos,

    Yo creo que hay otro error importante que se comete repetidamente al comunicar (en conversaciones improvisadas pero sobretodo en presentaciones de cara al público) que está muy relacionado con la empatía. Muchas personas, a la hora de comunicar, no tienen en cuenta a la persona o personas que tiene delante.

    Y no me refiero únicamente a decir las cosas de forma empática para que el interlocutor no se sienta ni atacado ni ofendido (que es muy importante) sino a decir las cosas de la forma en que a nuestro interlocutor le pueda interesar en lugar de decirlas tal y como a nosotros nos viene en gana.

    Merece la pena dedicar un rato a pensar en nuestra audiencia para saber qué intereses y necesidades tiene sobre el tema del que les queremos hablar, y poder decidir en base a ello qué debemos decirles y cómo se lo tenemos que decir para que nuestras palabras satisfagan sus necesidades. Este es, creo, el secreto para conseguir despertar su interés hacia nosotros. Es puro marketing comunicacional ;-)

    Saludos!

    Responder
  10. Ummm, Carlos, seguro que Rosa lee este articulo y te permite conocerla para lo que quieras proponerla de 1dolar.

    Tienes una habilidad especial. Eres afortunado.

    Abrazos, amigo.

    P.D. Pasate por el articulo de Ruperto del blog de para que te diga algo… q te quiere conocer… ya sabes como es! http://www.quondos.com/como-encontrar-la-voz-de-tu-blog/

    Responder
  11. Yo le mandaría este post a la periodista. Muy bueno. ;-)

    Responder
  12. No soy una persona empática (la palabra no existe, pero se me comprenderán), más bien un antisocial. Pero no se asusten, pues es sencillamente mi manera de ser más comunicativo.
    Para esta parte del mundo (USA) la empatía viene siendo como una pérdida de tiempo y un esfuerzo estéril para ganar audiencia muchas veces mostrando cualidades que no se sienten, si no, que se necesitan para ganar, entre otras cosas, atención y dinero.
    Por acá se lanza una idea, cual red de pescador, y los “peces” interesados caerán solos porque son ellos quienes actúan en dependencia de sus necesidades. El autor no tiene que crear ese sentimiento.
    Un comunicador debe ser pro-activo, pero la empatía muchas veces es un truco de marketing que ya no funciona mucho. ;)
    La humanidad se puede dividir entre personas interesadas o desinteresadas en un tema. La empatía surge cuando ese sector al que le interesa lo mismo que a ti da los pasos necesarios para el encuentro. Es como si ambos grupos avanzaran hasta la mitad del camino que los separa.
    En otras palabras: nadie tiene la suficiente empatía como para lograr interesar a un desinteresado en lo que dices, por bien que lo digas.
    Suena duro, pero así se maneja ese tema por estos lares.
    Sigo creyendo que por Europa aun se vive una época de romanticismo escolástico web, lo que los limita a abrirse a lo nuevo de manera diferente.
    USA es referente porque no hay esquemas. Piensen en ello y harán interesantes descubrimientos y reformas. Los que vivimos por esta parte del mundo no somos más inteligentes o hábiles que ustedes, pero nuestro arsenal de prejuicios es inferior a la norma por Europa y Latinoamérica.
    Un saludo a todos y gracias por tu post, Carlitos.

    Responder
  13. PRroi,

    No creo que la empatía consista en fingir algo que no se siente. Creo que se trata de intentar saber qué es lo que sienten los demás y tenerlo en cuenta a la hora de interactuar con ellos.

    Y, en ocasiones, no nos queda más remedio que intentar que los demás se interesen por lo que les tenemos que contar. Aunque la humanidad pueda dividirse en los que se interesan por algo y los que no, a veces un jefe debe comunicar con sus empleados sean de los primeros o sean de los segundos. No creo que el jefe (ni en Europa ni en USA) pueda decir a sus empleados: “Los que se interesen por este tema que sigan mis instrucciones. El resto no hace falta”.

    En esos casos, tener en cuenta cómo es nuestro interlocutor puede ayudarnos a que, dentro del desinterés general, podamos conseguir un interés mínimo que nos sirva para lograr nuestro cometido.

    Saludos,

    Responder
  14. Pienso que no hay nada como ser uno mismo.A la gente hay que pillarla en su mejor momento, sigue intentandolo con esa periodista.Saludos

    Responder

Responder a Kico vidal Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *