Ganar algo de dinero es fácil, hacer crecer un negocio es aburrido

¿Con ganas de montar algún proyecto online importante? Pues mira, ganar algo de dinero no es tan complicado, pero hacerlo crecer ya un poco más.

Ganar algo de dinero es fácil. Igual que salir a correr cuando tengas tiempo o incluso correr una maratón entera. Esto es más complicado sin duda y no hay que quitar el mérito pero no hay ni que ser joven ni tener un peso ideal para lograrlo.

crecer negocioDerechos de foto de Fotolia

Los primeros ingresos en un proyecto online tarde o temprano llegan. Cualquiera con un poco de ambición, paciencia y ganas de aprender es capaz de ganarse un par de eurillos “de la nada”. Tienes toda la información disponible online para conseguirlo. No hay ninguna magia detrás.

La magia realmente surge cuando eres capaz de hacer crecer un proyecto. Es aquí donde la gran mayoría falla y donde no hay mucha información disponible en la red. Supongo que esta gente tiene mejores cosas que hacer que compartir su conocimiento gratis en la red. También puede ser que hacer crecer un negocio tiene que ver con muchas cosas “aburridas” que no molan tanto como hacer SEO o Facebook Ads.

  1. Tiene que ver con definir bien tus procesos internos, tener protocolos, redactar manuales, etc.
  2. Tener un dominio avanzado de finanzas para evitar sorpresas en el flujo de caja cuando vas creciendo.
  3. Contratar personal en el momento adecuado y formarles para que seas capaz de crear una estructura que eleva tu negocio al próximo escalón.
  4. Controlar los gastos a tope y para ello tener un control interno en proyectos de algunas métricas esenciales.

Es por ello que la gran mayoría de emprendedores no supera los 100 euros en un proyecto online. Incluso si llegan a ganar 1.000 euros o más al mes no suelen ser duraderos porque siempre atrae más lo nuevo que hacer crecer algo existente (cosa que en teoría es más fácil). Es el síndrome del Shiny Objects del que el 99% de los emprendedores “sufrimos”.

Conclusión: la primera venta y/o ingreso en cualquier tipo de actividad merece celebrarla. Me acuerdo todavía de mi primer clic en Google Adsense que generó unos 0,16€ dándome una ilusión enorme, ganas de abrir una botella de champan y cantar “¡ya falta poco para que seamos ricos!”. Al final todo es un poco más complicado. La magia surge cuando eres capaz de montar algo duradero. Cuando no únicamente una persona se beneficia de los ingresos sino que existan personas que de forma directa o indirecta también vivan de ello.

El 90% de los negocios cierra antes del quinto año. Con Quondos acabamos de cumplir el cuarto aniversario. Con Beguerrilla apenas llevo uno. A ver si conseguimos aguantar hasta el quinto y más allá. Ya os iré contando…

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *