fbpx

¿Es una buena idea vender servicios o productos no core para financiar tu start-up?

Cuando lancé mi primera start-up Coguan me encontré en la situación de tener que generar caja. Lancé una nueva línea de negocio que se salía del core principal.

Cuando un post empieza con una pregunta puedes estar seguro que en la gran mayoría de los casos no tengo una respuesta exacta. Te puedo decir únicamente lo que yo he hecho y que tal me fue.

enfoque negocioDerechos de foto de Fotolia

En el 2008 lancé Coguan. Una plataforma tipo Ad Exchange que en ese momento nadie sabía realmente lo que era (para ser sincero nosotros tampoco). Lanzamos sin tener nada por lo que el plazo hasta tener una plataforma operativa era relativamente largo. El desarrollo consumía bastantes recursos y me empezaba a preocupar la caja.

Antes de empezar con Coguan había empezado a lanzar blogs de forma masiva. Esto conllevaba la necesidad de crear contenidos por lo que había desarrollado la capacidad de producir textos a bajo coste. Uno de nuestros inversores se enteró y nos pregunto si podíamos darle ese mismo servicio. No me lo pensé demasiado porque me interesaba generar algo de ingresos a pesar de que esto no tuviese absolutamente nada que ver con la línea principal de negocio que era la publicidad online.

Hacia el resto de inversores esto generó un doble efecto. Por una parte fue algo positivo porque entraba dinero y por otra hubo algo de reticencia ya que nos estábamos alejando del core del negocio. Esta presión conllevo que tuvimos que cerrar esta parte aunque se ofreció como servicio complementario durante más de 4 años.

La línea de negocio más adelante se convirtió en lo que a día de hoy es Hoyreka. Es una spin-off que sobrevivió su madre para llamarlo de alguna forma. A día de hoy se dedica con mucho éxito a ofrecer un servicio de creación de contenidos exclusivos en diferentes idiomas.

Mirando atrás la parte positiva es que la línea de negocio adicional nos permitió generar ingresos relativamente sencillos. Esto nos dio confianza en general porque nos dimos cuenta que tenemos la capacidad de ofrecer algo y que la gente nos pague por ello. Puede parecer curioso este punto pero cuando lanzas tu start-up con 28 años eso es una duda existencial. Si esta parte funcionaba, también lo podíamos conseguir con la pata principal: el ad exchange de publicidad online.

La parte negativa es que al final es siempre una distracción. A pesar de que nos permitió mantenernos más tiempo con vida porque aportó una financiación a corto plazo, a largo plazo desvió el enfoque de lo realmente importante.

Sin este línea Coguan probablemente no hubiera sobrevivido 5 años sino más bien 1 o 2. Esto no es necesariamente siempre algo positivo porque en ocasiones puede ser mejor cortar antes, para empezar algo nuevo. En su momento no hubiera sido capaz de verlo de forma tan racional.

Si lo haces tienes que tener claro que es algo temporal para darte más oxigeno. Es tentativo seguir con ello para siempre porque te supone generar ingresos. También existe la posibilidad que este nuevo producto o servicio se convierta finalmente en el core. No serías la primera start-up que empezó con una idea pero la petó con otra completamente diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *