¿Es más práctico externalizar contenidos o crearlos internamente si eres una start-up?

La creación de contenidos es una labor inevitable y exigente. ¿Hasta qué punto se puede externalizar esta labor?

Una de las primeras cosas que vas aprendiendo cuando te metes en este mundo online es que el marketing de contenidos es un pilar esencial para cualquier proyecto que quiera vender a medio y largo plazo. El SEO evidentemente es clave igualmente pero sin la parte previa no hay nada que posicionar en Google.

outsourcingDerechos de foto de Fotolia

Una cosa es tenerlo claro y otra ponerte en marcha. Todos sabemos que para ponerse en forma hay que dejar de comer mierda y levantar el culo del sofá pero a la hora de la verdad no es tan fácil pasar a la acción.

La creación de contenidos si partes desde cero no es complicada pero al mismo tiempo tampoco es sencilla. Para empezar hay que superar esa barrera de “esto no lo he hecho nunca” lo que supone salir de la zona de confort. Cualquiera puede escribir un post para un blog pero esto no significa que desde el día 1 se haga en la calidad y en el tiempo requerido. Muchos no se atreven porque dicen que escribir no se les da bien. No ha caído ningún autor del cielo pero por una vez voy a aceptar en parte esta excusa.

En este caso tiene sentido externalizar tus contenidos

En caso de ser “3 gatos” que están montando un proyecto junto pueden juntarse rápidamente las tareas y la lista de To-Dos se hace infinita. Todo se puede conseguir con algo de práctica pero no siempre tiene que ser efectiva esta labor. Puede ser mucho más rentable centrarse en las tareas que a corto plazo más valor aportan o bien supondrían un coste mayor a la hora de externalizarlos. Hace un par de meses he diseñado una matriz para apoyarte en la toma de decisión sobre externalizar o no un servicio.

Está claro que no se puede hacer todo al mismo tiempo por lo que hay que elegir entre aquello que podemos hacer nosotros en primera persona, tareas que delegaremos internamente y otras para las que buscaremos ayuda de un freelance (en el post enlazado explico los criterios que aplico yo).

A la hora de tomar la decisión me basaría en los criterios siguientes para externalizar:

  • El tipo de contenidos no requiere conocimiento extremadamente especializado en la temática. Tienes a tu disposición una gran variedad de potenciales redactores que puedan realizar el trabajo con una buena relación de precio y calidad.
  • El coste alternativo es más elevado. No puedes hacer todo a la vez por lo tanto tendrás que dejar una tarea para crear contenidos. Si se trata de una labor de programación puede que el coste de dejar esta tarea sea bastante más elevado que contratar un freelance para ello.
  • El esfuerzo en corregir y revisar es menor que crear el contenido desde cero. Este punto es al final el determinante. Puede que en ocasiones no lo tengamos claro y que se hayan tomado decisiones erróneas al respecto. A veces es inevitable para tener a disposición los datos y la experiencia para saber cómo actuar en el futuro.

En este caso NO tiene sentido externalizar los contenidos

La creación de contenidos es una tarea clave sobre todo cuando afecta el proceso de venta en una web. Hay que diferenciar entre micro y macroconversiones.

Contenidos que afectan microconversiones

Las micro-conversiones se pueden resumir como acciones previas para que un usuario se convierta en cliente.

  • Página sobre mí: el interés en una página tipo “quiénes somos” muestra el querer conocer las personas detrás de los logos. Es un paso necesario para la creación de confianza que es esencial para cualquier venta. En un caso ideal esta tarea no la delegas porque eres la persona más adecuada para describirte a ti mismo. Eso sí. Una vez creado un borrador igual conviene pasar una revisión por especialistas de copywriting.
  • Descarga de catálogo: un interés claro más allá de simplemente visualizar una página de producto consiste en la descarga de un catálogo. Es otro objetivo importante dentro de las micro-conversiones. A pesar de la importancia de conseguir registros para la newsletter no siempre es recomendable exigir el correo para poder realizar la descarga.
  • Registro a una cuenta de prueba: si ofreces un servicios tipo SaaS de pago puede ser relevante conseguir registros de prueba. Aquí puede ser relevante las llamadas a la acción o los beneficios que ofreces al cliente potencial de forma gratuita. Puede ser algo tan sencillo como describir una tabla de precios.

Contenidos que afectan macro-conversiones

Las micro- y macroconversiones suelen ir de la mano. Típicamente no hay una sin la otra. Hay que pasar diferentes puntos de contacto para poder cerrar una venta.

  • Mailing comercial de venta: con contactos previamente activados pueden funcionar muy bien las campañas de e-mail marketing para cerrar una venta. La redacción del mismo con los argumentos clave de venta se conocen mejor internamente. Esta labor sin más es muy complicada de externalizar.
  • Página de venta de producto: las típicas páginas de aterrizaje son un mix de fotos, llamadas a la acción, colores y textos orientados a la venta. Una vez más los argumentos principales tienen que ser aportados desde dentro del proyecto.

Resumiendo: la creación de contenidos es una tarea que nunca vas a poder externalizar al 100%. Siempre habrá una labor importante de revisión. Si te gastas cacahuetes recibirás textos escritos con nivel chimpancé.

Con el presupuesto adecuado puedes externalizar absolutamente todo. Esto no significa que tu dedicación de tiempo en este caso será cero. El mejor copywriting del mundo necesita información detallada sobre ti y tu oferta para crear los contenidos adecuados.

Además tendrás que invertir tiempo sí o sí en la revisión aunque sea el mismísimo Seth Godin que te los escriba.

Cómo regla global: si tienes poco presupuesto externaliza posts de tu blog como mucho (siempre que sea una temática sencilla y la calidad que recibes sea buena). El resto conviene hacerlo internamente y pagar por revisión en vez de creación desde cero. De esta manera le sacarás el máximo rendimiento a tus contenidos.

 

  1. Francisco José enero 19, 2016, 10:01 am

    Buenos días Carlos! Muchas gracias por todo lo que nos enseñas! Te sigo desde hace un tiempo y reconozco que aprendo mucho con tus posts. Eres un “hacha” en tu trabajo y eso se nota.
    Si tuviera que poner algún “pero” (cariñosamente, eh??) lo haría en cuanto a que, desde mi punto de vista, enfocas mucho tus enseñanzas a las acciones técnica y comercial en las empresas con venta online pero poco en aquellas empresas que venden offline (y el mundo online sirve como plataforma para recibir una llamada -o algo así- de un potencial). Para este tipo de empresas te planteo una duda que, a su vez, te lo lanzo como reto…¿Qué piensas que podría considerarse por “Conversión” en estas webs que lo que buscan es recibir una llamada de teléfono?
    Respondas o no, te agradezco mucho todo tu trabajo. Seguiré leyendo tus posts y aprendiendo de un buen maestro. Muchas Gracias!!

    Responder
    • Gracias a ti Francisco. Una llamada telefónica se puede considerar como una micro-conversión definida como acción previa a una venta potencial.

      Tienes toda la razón con el tema offline. Al final tengo que basarme en lo que tengo experiencia y esa parte se me escapa.

      Saludos!

      Responder
  2. Hola Carlos:

    haces una reflexión muy interesante.

    Sin embargo, en los más de 10 años que llevo trabajando como redactor de contenidos para empresas, me he encontrado con que generalmente el cliente tiene muy pocos conocimientos sobre redacción, posicionamiento, etc.

    En ese caso, lo que suelen hacer es acabar escribiendo posts y otros contenidos básicamente publicitarios, con un estilo poco atractivo y, lo más importante, sin nada o muy poco contenido que sea relevante e interesante para compartir. Además, son tareas que les toman mucho tiempo e incluso les angustian porque no las dominan.

    No creo que una simple revisión pueda solucionar esto. Lógicamente, cualquiera puede montar una tienda online, un blog o diseñar un logotipo sin tener ni idea con las herramientas disponibles actualmente en Internet. Pero la mayoría no lo hace, porque son conscientes de que estas tareas deben realizarlas profesionales.

    En el caso de los contenidos, creo que habría que aplicar el mismo criterio. Los fundadores de la empresa deben dedicarse a hacer su trabajo, vender, cuidar a sus clientes, etc. Y encargar a profesionales las tareas de comunicación y contenidos.

    Esto no quita que se impliquen en la elaboración de los contenidos. Yo suelo pedir a mis clientes que me expliquen en sus propias palabras lo que les gustaría decir. Y luego lo redacto de una manera uniforme y profesional para transmitir su mensaje.

    Creo que esto funciona mejor que publicar contenidos sin saber elaborarlos.

    ¡Saludos!

    Roger

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *