Errores comunes a la hora de intentar vender tus servicios por mail

Vender por correo electrónico es una de las tareas más complicadas si no haces bien tus deberes. Esto son algunos de los errores comunes.

Sobre todo en el mundo anglosajón es más común que aquí en España. También tendrá que ver con la cantidad de freelance y empresas que dominan el dominio en comparación con el castellano. A diario recibo entre 3-5 propuestas de servicios a través de correo electrónico. Y aquí ya empieza el primer error.

vender por mailDerechos de foto de Adobe Stock

¿Spam?

La primera asociación de las personas con e-mail es spam. Les sale de forma natural cuando les preguntas. Si el contacto inicial es por correo electrónico la primera impresión es mala porque el que recibe el mensaje no te ha dado el permiso de enviarle un mail comercial. Da igual si sois contactos en LinkedIn, has utilizado el formulario de la empresa o has logrado su mail de alguna otra forma que no haya sido directa a través de él.

No personalizar los mails

Aquí va otra. No nos conocemos de nada y me quieres vender algo. Muy bien hasta aquí, también soy comercial por lo que entiendo tus intenciones pero no tomarte ni 3 minutos de investigación es una mala señal. Muchos me contactan a través de mi blog y con 3 clics eres capaz de averiguar mi nombre. Queda mucho mejor “Hola Carlos” que un simple “Hola” al inicio de un e-mail.

No dar antes de recibir

Si de verdad quieres convencer a alguien de lo bueno que eres aporta una prueba de trabajo. Si eres Copywriter redacta una nueva versión de su página “sobre nosotros”, si eres SEO haz una pequeña auditoria SEO de la página, si eres programador aporta una lista de mejoras que podrías implementar ya en la página con resultados concretos, etc. Tienes que dar antes de recibir. Cuando no te conocen de nada es la única forma de llamar la atención.

Generar puntos de contacto previos

Mejor todavía antes de ponerte en contacto por mail es generar puntos de contacto previos. Las redes sociales son fantásticas para ello sobre todo si la persona es activa en una de las principales redes sociales. No se trata de hacerle la pelota si no de buscar interacción real y “desinteresada”. Siempre te harán más caso si puedes añadir p.ej. en el primer párrafo “el otro día estuvimos hablando sobre la escena de apertura de la nueva película de Avengers…”.

Todos queremos vender y rápido. Cuanto más mejor es mi lema pero en ocasiones tiene sentido ir más despacio y ser más selecto. No por enviar 1.000 mails vas a captar 10 clientes. En ocasiones puedes tener suerte pero en el ámbito profesional no basaría mis ingresos en algo que no puedas controlar. Nunca olvides que todo se basa en confianza y eso requiere relaciones personales. Vendes a personas. Piensa en lo que tú necesitas para confiar. A veces ponerse en la piel de la otra persona te da las mejores pistas. Ya me contarás.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *