En el marketing triunfan los sinvergüenzas

En el marketing la vergüenza hay que dejarla en casa. Para lanzar campañas que dejan indiferente a las personas ya están los anuncios aburridos en la televisión.

“Perfecto para mi dirá alguno”. Estoy contigo, en el marketing no hay que tener vergüenza si quieres hacer campañas que marcan la diferencia. Bueno, humor alemán aparte. Un buen producto no se vende solo. Da igual si lo tengo que repetir cientos o miles de veces. El marketing viral no existe por lo que hay que ponerse en movimiento para atraer de forma diferente a tu público objetivo.

Sin VergüenzaDerechos de foto de Fotolia

Las campañas polémicas de la empresa Benetton

Ya desde pequeño recuerdo haber visto anuncios de Benetton que destacaban por no presentar el mundo con la misma “limpieza” que el resto de empresas. Siempre había algo “sucio” pero muy real en las imágenes. Transmiten el mundo tal como es aunque haya muchos personas que cierren sus ojos antes tanta cruel realidad. Puedes pensar lo que quieras sobre este tipo de campaña de marketing pero no deja indiferente a nadie. Benetton es probablemente una de las pocas empresas que es capaz de realizar un marketing tan violento sin dañar su marca sino más bien todo lo contrario.

Campañas de Benetton que han generado polémica

Campañas de Benetton que han generado polémica

Lady Gaga y el valor de la anti-belleza

Una mujer quiere ser bella. Lo digo yo como hombre pero a pesar de que generalizar es peligroso puede ser cierto para muchas. Lady Gaga parece hacer justo lo contrario. Es famosa por sus vestidos escandalosos, feos y a veces polémicos. Es lo que aparte de su música le ha ayudado destacar entre tantos artistas y no ser una más. Sin duda ha encontrado su propio estilo que ha sido ir en contra de lo que se considera una mujer bella y presentar su propia definición sobre ello. Lo que ha hecho ella ya no se puede copiar porque le pertenece. Ella es la mujer de los vestidos escandalosos. El artista que quiera aplicar la misma estrategia para darse a conocer llega tarde.

El relanzamiento de un blog disfrazado como Paula Echevarria

Mi sigo quitando el sombrero ante el valor mostrado por mi socio Alex Navarro cuando relanzo su blog con un post disfrazado como Paula Echevarría. El hecho de no tomarse en serio ayudó mucho a reconectar con la audiencia que hace meses estaba esperando su próximo post. Hacer el ridículo combinado con humor es arriesgado porque puede que la gente no se ría contigo sino sobre la metedura de pata. No tener vergüenza y disfrazarse como mujer ha bloqueado este tipo de acción para cualquier otro blogger que quiere relanzar su blog de la misma manera. Correría un riesgo alto de convertirse en una copia barata del original.

Alex Navarro relanza su blog con fotos disfrazado como Paula Echevarría

Alex Navarro relanza su blog con fotos disfrazado como Paula Echevarría

La gente no arriesga en el marketing porque el tiro puede salir por la culata. Por otra parte gastarte dinero en anuncios para quedar desapercibido. En este caso puedes entrar en un círculo vicioso de muerte lenta porque cada vez te esfuerzas más en generar menos atención e interés.

Me gustaría poder darte la receta perfecta para hacer un marketing sin vergüenza exitoso. Me temo que no existe por lo que debes pasar tú mismo por prueba y error. Una cosa aun así es importante. A pesar del juego de palabras en el título no hay que confundir un marketing sin vergüenzas con uno de sinvergüenzas. Existen límites que para mi gusto no se deben pasar. No hay que gustarle a todo el mundo pero otra cosa es atacar de forma directa para generar polémica. Eso le funciona a Benetton pero para copiar esta estrategia ya llegas un poco tarde. Así que no seas sinvergüenza para evitar una muerte súbita… ;)

  1. Me encantó tu artículo, tienes mucha razón. Ya las campañas publicitarias aburren, todas son iguales. Las que supuestamente son buenas, no son más que el resultado de aplicar la misma fórmula gastada, y mejor no hablar de las malas como aquella del Danao de Danone, con un público objetivo súper disperso, que cada año cambiaba y ni ellos mismos sabían a quién iban dirigidos.
    Sólo que en el caso Benetton el resultado fue fatal, al menos aquí en España. Es un caso de estudio en las escuelas de negocio, sobre una campaña errónea de imagen de la marca, porque se fueron tanto de su esencia tratando de quedar en la mente del consumidor, que el publico target los rechazó. Perdieron a la gente joven y se han quedado sólo con los niños.
    Gracias por tu artículo, hay que dejar la vergüenza para hacer buenas cosas!!!

    Responder
  2. Desde hace años una de mis reglas ha sido “no tengas vergüenza”. Por supuesto tengo el problema de tener pánico escénico, y hablar ante más de cinco personas puede resultar divertido como poco. No obstante en cuanto tengo la oportunidad (y sin pensármelo demasiado) me pongo a hablar en público. Pasados cinco minutos me doy cuenta de lo que estoy haciendo, claro :P

    La vergüenza es algo totalmente sobrevalorado. Es más, te vendo o alquilo mi vergüenza. No la estoy usando nada, y tampoco me reporta mucho. De haber tenido vergüenza no me hubiese presentado hace cuatro años a un puesto en el que se pedía:

    - Ingeniería Superior (y yo aún no había acabado la técnica)
    - Inglés nativo (por aquél entonces yo solo “I play football”)
    - Francés (pffff…)
    - Manejo del autocad nivel experto (no sabía ni cómo se hacía una línea)

    Por supuesto me cogieron a mí. Y el motivo no era que cumpliese lo que pedían, sino que no tuve ningún tipo de vergüenza en decir a quien me hizo la entrevista, punto por punto, que todo lo que pedían no era necesario para el puesto. Y no lo era, y me cogieron.

    La vergüenza solo sirve para enamorar. Pero esa es otra historia :P

    Responder
  3. No hay que confundir la vergüenza con la falta de empoderamiento.

    Responder
  4. Holaa! La verda que los tímidos lo tienen dificil.
    pienso que lo que triunfa es que seas tu mismo. Todas las acciones se tienen que ver naturales no forzadas. Ante todo tienes que divertirte con lo que haces y reirte de ti mismo que es lo que justamente hace Alex.
    No se trata muchas veces de todo lo que sabes sino de la huella que eres capaz de dejar en las personas.
    Podran salirte imitadores pero nunca será lo mismo.
    ;)

    Responder
  5. Al indeciso, con oficio cuesta arriba que ha escrito esta memez de articulo, le damos un ganifante y una bolsa de pistachos.
    Chavalote habla de las cositas que sabes de otros sectores etc, y no hagas mas el ridiculo hablando de lo que no tiene ni idea,…
    Cam-pe-on

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *