Empezar es duro

Cuando estás a punto de lanzarte piensas que dar el primer paso es lo más duro. En realidad es lo más fácil aparte de no darlo.

Empezar es duro pero no es lo más complicado.

Seguir es mucho más difícil.

pasoDerechos de foto de Adobe Stock

Sobre todo porque no siempre las cosas salen.

A veces incluso das pasos hacia atrás cuando estás corriendo desesperadamente hacia adelante.

Muchas veces empiezas y ya tienes ganas de acabar.

Otras veces empiezas y no sabes cómo tirar la toalla.

Empezar es duro, pero acabar más.

Recuerda que un objetivo sin acción no es más que una ilusión. A veces también se puede vivir de eso… ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *