El renacimiento del branding

En los últimos años las campañas de publicidad buscaban sobre todo resultados directos. Ahora los marketers se vuelven a acordar de la importancia del branding.

Durante años luchaba en un mercado de publicidad online con anunciantes que les interesaba únicamente obtener un resultado inmediato. La venta directa era lo que importaba y las campañas de branding se consideraban en ocasiones como una pérdida de tiempo y dinero.

Publicidad BrandingDerechos de foto de Fotolia

Lo último se relaciona sobre todo con el mundo offline por la dificultad de relacionar el impacto de un anuncio en la radio, televisión o prensa escrita a los ingresos de una empresa. Sigue existiendo un gran mito que en el online todo es medible y que para cada acción se pueden medir los efectos de manera detallada. La verdad es que existen muchos efectos cruzados lo que complica mucho medir efectos inmediatos de acciones en redes sociales, anuncios en Google Adwords, campañas de e-mail marketing, etc.

Cada vez más marketers online se dan cuenta de algo que algunos ya saben hace mucho tiempo. Cada acción en el mundo offline tiene un impacto en la web. Ambos no se pueden separar e incluso se busca más y más la conexión. Cuando sale un anuncio en la televisión se puede incluso medir el impacto de un aumento de búsquedas de marca de una web. Este branding es un primer punto de contacto clave para que a medio y largo plazo este usuario acabe comprando mis productos o contratando mis servicios.

En un mundo donde los puntos de contacto positivos son más relevantes que el embudo de conversión, el branding es el abrepuertas hacia el público objetivo. No te voy a comprar de forma inmediata si no te conozco. Incluso los “fundamentalistas” del online se dan cuenta que campañas offline pueden ayudarles a vender más en internet si tienen una visión más a medio-largo plazo.

El branding nunca había muerto. Únicamente ha sido menospreciado durante un tiempo donde la crisis nos ha obligado a todos a producir resultados más inmediatos. Ahora nos damos cuenta que necesitamos una visión a medio largo plazo cuando queremos que la publicidad nos funcione. Resultados a corto plazo siguen siendo posibles pero son cada vez más difíciles de lograr y no perduran para siempre.

  1. Todavía se sigue confundiendo la venta con el branding. Cuando alguien deja ‘marca’, le pueden llamar para muchas más cosas que vender o dar charlas y cursos.

    Que saque algún rendimiento económico de ello es ya otra historia…

    Responder
  2. el problema con branding es que nadie lo mide bien. si empiezas a medir Display con métricas de respuesta directa seguramente te van a quitar presupuesto de estas campañas.
    la mejor manera de medir el impacto de branding es esta:
    http://markovich-digital.blogspot.mx/2015/04/google-brand-lift-revolucion-en-display.html

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *