El proceso de crecer a nivel personal y profesional

El desarrollo personal es una tarea compleja y desagradable. Significa tener que pasar por un proceso doloroso antes de poder evolucionar al próximo nivel.

He nacido en Alemania. Dado a mis genes españoles he dado el estirón antes que mis amigos germánicos. No quiero decir que me he quedado corto pero con 173 centímetros te superan el 60% de las mujeres alemanas y con 14 años era el más bajito del grupo de amigos.

Crecer personal y profesionalmenteDerechos de foto de Fotolia

No hay que ser alto para ser grande

Se dice que los hombres de baja estatura tienen más mala leche que la media y que al mismo tiempo también son ambiciosos para compensar el hecho de tener que mirar hacia arriba cuando hablan con la gran mayoría de las personas.

Con 14 años todavía te cuesta pero con el paso del tiempo te das cuenta que el tamaño no importa. Para destacar no hay que ser alto sino más bien actuar en grande. No siempre llegas a la cima pero lo mínimo que tienes que hacer es ponerte en marcha para alcanzarla aunque cueste.

No es suficiente intentarlo porque para eso te quedas en casa. Para dar un “estirón” hay que sentir el dolor que supone crecer. Nadie ha dicho que sea fácil. Siempre piensa que en algún momento tendrás que mirar atrás y no tendrás el dinero para compensar el tiempo perdido con la compra de un Porsche ni la forma física para correr una maratón.

Cómo crecer a nivel personal y profesional

No hay felicidad sin dolor. La vida está llena de contrastes para que podamos apreciar más los lados positivos conociendo el esfuerzo que supone llegar a estos puntos. Nadie te va regalar nada. La vida está llena de premios si te decides por el camino difícil aspirando por tener una vida feliz.

1. Salir de la zona de confort: no soy el primero que te lo dice ni seré el último. Si hace falta te lo recordaré. Cada vez que te sales un centímetro de tu zona de confort la vas aumentando. Para ampliar tu horizonte tienes que hacer cosas que no son agradables para ti. Muchas personas que leen este blog se sienten incomodas hablando por teléfono. Si es también tu caso ya sabes por dónde empezar.

2. Sumar experiencias: la vida es una suma de experiencias y no siempre todas son positivas. Para crecer hay que hacer cosas. Luego pueden salir mejor o peor pero no te puedes quedar en casa y luego extrañarte que a ti nunca te ocurren cosas buenas. Te das cuenta que algo ha cambiado en tu vida cuando los fines de semana te acuestas antes que de lunes a viernes. Cuando a pesar de estar cansado sales para quedar con amigos, te das cuenta que ha merecido la pena no quedarse en casa.

3. Aprender, aprender y aprender: aprende un idioma nuevo. Empieza a tocar la guitarra. ¿Qué es lo siempre quisiste aprender? ¿Qué te impide empezar ahora con ello? En realidad lo único que tienes son excusas como la falta de tiempo, los niños, el trabajo, etc. No pasa nada si te lo tomas con calma pero diferencia entre lo que son realmente prioridades y lo que es tu pereza que te impida hacer cosas.

5. Practicar, practicar y practicar más: no todo se consigue de manera inmediata. Para perder el miedo a conducir tienes que sacar el coche y poner las cuatro ruedas de tu coche en la carretera. Para correr una maratón es esencial preparar el cuerpo durante meses para superar la prueba y el estrés físico que suponen los 42 kilómetros de carrera. La practica te asegura que tu zona de confort se agrande de manera estable y no arriesgar que después de traspasarla se desplome otra vez.

Crecer no es fácil. Es un proceso doloroso pero que tiene su premio si estás dispuesto de andar por este camino. Si quieres ser feliz y no tener que mirar hacia atrás lamentando todas las cosas que no hiciste en tu vida ya sabes que toca ponerse en marcha en cuanto antes.

¿Qué haces tú para crecer a nivel personal y profesional?

  1. No hay que confundir dolor con sufrimiento. El dolor (y en alguna forma, el duelo) es inevitable. El sufrimiento es sólo mental.

    El dolor nos indica que algo no funciona bien en nuestro cuerpo. El sufrimiento sólo nos indica que nuestro ego se está cayendo de su pedestal.

    Responder
  2. Cuando era pequeño era algo tímido y me gustaba pasar desapercibido. Sin darme cuenta traslade eso a los proyectos donde trabajaba aprendiendo a base de golpes que si no te conocen no existes.

    Desde hace ya algún tiempo me esfuerzo por relacionarme mejor, tengo mi blog, y cada vez me cuesta menos hablar en publico.

    Utilizad el método por inundación, si algo te cuesta no pares de hacer eso hasta que tu zona de comfort se extienda hasta que no te sientas incómodo.

    http://manuelagudo.es

    Responder
  3. Yo cuando más he crecido es cuando he tenido problemas, sí, uno detrás de otro, y he tenido que sacar toda mi artillería, ingeniármelas para que los conflictos o los errores no pudieran conmigo, ni los que me rodean. Pero para aprender eso hay, como tú dices, que hacer cosas, arriesgar y sobre todo tomar con naturalidad lo que te vaya viniendo…
    Gracias Carlos por trasmitir tan buen rollo.

    Responder
  4. Enhorabuena por el post. Me ha encantado. Nunca me cansaré de repetir estas cosas una y otra vez a las personas que encuentro por mi camino. Supongo que de algo sirve. Gracias por dar esperanza y demostrar que hay más personas que soñamos con una vida plena que cada día nos de un empujoncito más hacia experiencias y emociones que construyen nuestra fábrica de recuerdos.

    Un saludo! =)

    Responder
  5. Muy buen post; también hay que tomar en cuenta que salir de la zona de confort no solo es una opción, creo que es cuestión de necesidad.
    Tal cual y como evoluciona el mundo hoy en día si no intentamos seguir el ritmo podría ser fatal para el progreso personal.
    Para crecer solo hay que querer hacerlo, es cuestión de voluntad; de ver cada día un poco más lejos.
    Atreverse, aprender, cometer errores, aprender de ellos y continuar.
    Siempre hay un mundo mejor detrás de la barrera mental que intenta detenerte con réplicas negativas. Sólo quien se atreve sabrá que hay más allá.
    Saludos y mucho éxito
    @GanarConRedes

    Responder
  6. Enfocándonos en el lado profesional, y en lo que es marketing de guerrilla, si queremos hacer crecer nuestra marca tenemos que arriesgar, ir por nuevos caminos, algunos no funcionarán y otros si, pero siempre hay que intentar. Hay una frase de la película Miss Sunshine que me vino a la mente, leyendo este post: ” Perdedores son aquellos que ni si quiera lo intentan, por temor a fracasar.”

    Responder
  7. Muy bueno, suscribo lo dicho, de lo malo se aprende mucho más, tener dificultades con ya pocos años ayuda a saber encarar mejor los problemas! útil como casi siempre Carlos, muchas gracias!

    Responder
  8. Gran post Carlos!!!
    Crecer es inevitable pero madurar no…caminante no hay camino, se hace camino al andar … existen muchas frases hechas que describen lo que has trasmitido pero pocos post tan claros y directos como este para describir el crecimiento personal que todo ser humano tiene que llevar a cabo en la vida.

    Saludos!

    http://www.hoysiquepuedes.com

    Responder
  9. No puedo estar más de acuerdo. Salir de la zona de confort es complicado, pero una vez fuera la satisfacción es doble. Os lo digo porr experiencia. Lo hice hace 3 años. Después te vas acomodando y tienes que dar otro paso y así cada vez que te sientas cómodo. Os ánimo a todos a dar el paso

    Responder
  10. Silvia Cueto Suarez julio 12, 2013, 9:45 am

    El problema es que lo queremos todo perfecto(ese es mi caso) ,estoy a puntito de salir de mi zona còmoda espero tus crìticas ;).Hasta luegoo

    Responder
  11. Por experiencia os diré que no hay mayor satisfacción que ver cómo lo que percibías como salir mucho de tu zona de confort, con el tiempo se convierte en tu zona de confort y así puedes seguir intentado superarla y salir aún más de ella con una percepción aún menor.
    Es lo que me pasó a mi con el ciclismo, lo que veía inalcanzable, estar luchando con los primeros, se convirtió en algo no tan disparatado, por lo que procedí a intentar disputar las carreras. Alguna cayó.
    Por eso, si lo que quieres es conseguir superación personal, lo que te aconsejo es hacer deporte (en mi claro fue ciclismo) y esforzarte y aprender todo lo que puedas de él. Hay un millón más uno de valores que extraerás del deporte (en equipo sobre todo) que te serán de gran utilidad para tu día a día. Compañerismo, humildad, esfuerzo, sacrificio, compromiso…

    Responder
  12. Hola Carlos:

    Mi zona de confort dura lo que tardo en publicar y lanzar el próximo post.

    Sé que cada semana tengo un examen con la gente que te lee así que siempre tengo que hacer algo bueno. Si no, los lectores pasaran de largo.

    Saludos,

    Gorka

    Responder
  13. […] Me gusta entonces, cuando voy y me encuentro con artículos como este de márketing de guerrilla: Crecer a nivel personal y profesional  @mjimenezcs […]

    Responder
  14. Siempre dicen que de los errores se aprende pero el error mas grande es evitar cometer esos errores, la ley del éxito es fracaso+fracaso+fracaso = éxito, yo le sumaria la disciplina que es fundamental.

    Responder

Responder a LeO Martín Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *