El impacto reciente de las redes sociales en mis ingresos personales

He estado durante bastantes meses (¿años?) desconectado de redes. No al 100% pero nada en comparación con la frecuencia que solía acudir anteriormente.

No me emociona el tema pero es real. Tener una marca personal tiene un valor y soy el primero que se está beneficiando ahora mismo. La diferencia es notable.

encenderDerechos de foto de Adobe Stock

En los últimos 3 meses he retomado algo de actividad sobre todo en Twitter y LinkedIn. Desde entonces han surgido varios temas que me han generado negocio a nivel de agencia o a nivel personal.

  • Viaje a Nueva York para participar en un evento sobre start-ups (septiembre).
  • Conferencia en Sevilla para hablar sobre mi e-commerce (octubre).
  • Posible mención en medio digital potente con enlace a mi tienda (noviembre).
  • Formación en Murcia para hablar sobre vender en redes sociales (noviembre).
  • Reunión con cliente potencial para gestionar campañas de Facebook Ads (noviembre).

El tiempo anterior he estado muy centrado en Quondos y mi tienda online. Nada de “perder el tiempo en redes”. Estoy en una fase donde he re-invertido todo en el negocio por lo que los ingresos extra son bienvenidos. En ese tiempo he generado bastante menos negocio fuera de lo que son las empresas. El tema de la agencia lo tenía algo aparcado por tener también malas experiencias con impagos por parte de dos clientes.

Está claro que todos los años anteriores he estado acumulando un saldo positivo a mi favor. Ha sido fácil reactivar lo que ya había aunque sinceramente no lo tenía planificado. Mi forma de ver las cosas es que la marca personal es la consecuencia de tu trabajo. No te sirve de nada crear algo artificial si no hay nada detrás que lo apoye con resultados.

Sin duda es un activo. Estoy contento de tenerlo aunque no quiero vivir de eso. Verás que en este blog hago pocos esfuerzos para venderte algo relacionado conmigo. Prefiero poner mis esfuerzos en otras cosas. Lo que no significa que lo vea como algo malo. Simplemente no es lo mío. Ya te iré contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *