fbpx

El arte de generar suspense e ilusión

Generar suspense e ilusión son factores esenciales para lanzar con éxito un nuevo negocio. En teoría con aplicar el sentido común y cuidando los detalles es suficiente.

Gracias a #cursobloggers, Webery Day y Quondos estoy aprendiendo sobre marketing como en todos los años anteriores junto. No se trata para nada de asuntos revolucionarios. Es justo por ello que se suelen descuidar en la gran mayoría de los casos.

Lanzar un proyecto onlineDerechos de foto de Fotolia

El sentido común ayuda sin duda. A veces es incomodo de aplicar por lo que preferimos ignorarlo. Siendo ingeniero industrial con una formación más técnica y lógica me estoy dando ahora cuenta del poder que tiene el marketing para el éxito de un proyecto. Destacaría algunos de los siguientes puntos que han sido de fundamental importancia para las iniciativas mencionadas.

1. No decirlo todo desde el principio: si haces algo no digas inmediatamente de lo que se trata. Crea un poco de suspense. Hazte el interesante. Busca la forma de cómo la gente hablé sobre ti. La empresa de energía alemana EON publico carteles rojos durante semanas que no tenían ningún tipo de logo ni otro tipo de indicación. Simplemente eran rojos. Esto hizo que todo el mundo empezó a hablar sobre la acción teniendo la curiosidad de quien podría estar detrás de ella. Deja un margen de interpretación que permita opinar e interpretar.

2. Cuidar muchísimo los detalles: todo el mundo sabe que los detalles importan pero hasta ahora no he sido consciente del impacto que pueden tener las cosas más pequeñas. Lo que a veces se categoriza como “bah, eso es un detalle” marca la diferencia en un proyecto de éxito y aquellos que ya mueren en el lanzamiento. En el caso de Quondos uno de los detalles más importantes es la imagen de Alex y yo como diablo y angel. Es sorprendente cuantas personas me dieron este feedback cuando yo pensaba que igual únicamente iba a ser un detalle gracioso.

3. Lanzamientos con fuerza: no es la primera vez que digo que hay que lanzar en fases. Me quedo alucinado de la diferencia que tiene el hecho de jugar mucho con el hecho de fechas o no. En el caso de Webery Day ya hubo más de 100 personas esperando antes de abrir la venta de entradas. Que en los primeros 60 minutos vendas ya tantas entradas que cubren el 50% de tus costes es emocionante y motivador. Hay que seguir ajustando el modelo de este formato de pago pero es sin duda mucho más divertido tanto para el asistente como para los organizadores.

4. Comunicación rápida: a pesar de todo el estrés hay que responder de manera muy rápida a las dudas de tus clientes y potenciales usuarios. Si tienes mucho retraso la ilusión inicial se puede convertir fácilmente en desilusión. En cuanto más suban las emociones, más pueden caer por lo que hay que ser ágil. En el mejor de los casos eres proactivo para anticipar posible quejas que puedan surgir. Cuando uno se mueve rápido es normal que no todo salga al 100% pero lo importante es saber arreglarlo y proponer soluciones.

5. Un producto que genera felicidad: para generar ilusión necesitas un producto o servicio que la provoca. En el caso del nuevo iPhone es fácil generar felicidad para los fans de Apple. Si tu servicio es formación el tema puede ser igual más complicado. Un detalle que genera felicidad es añadirle un elemento entretenido a tu producto o servicio. En los #cursobloggers a veces los ponentes que más tuits positivos reciben no son necesariamente aquellos los que transmiten más conocimiento práctico sino los que entretienen de mejor manera a los asistentes. Un formador que destaca en ambos campos debe ser una especie de Superman en este sector.

Si intentas replicar los consejos que te acabo de presentar es muy probable que no tengas los mismos resultados. Hay que tener en cuenta que cada mercado, cada proyecto y cada persona es diferente. A mi me ha ayudado mucho aprender de terceros y copiar únicamente un elemento pequeño metiéndolo en un nuevo contexto. Igual algunos puntos te sirven como inspiración.

¿Cuáles son tus consejos para generar suspense e ilusión?

  1. Muy buen post, como casi todos los que he leído en tu blog. Gracias a ti y al resto de contribuyentes de #cursobloggers, la verdad es que aprendí muchísimo y espero poder poner en práctica pronto todo lo que nos enseñásteis =)

    Responder
  2. Yo creo que en el caso de las entradas del weberyday, el hecho de que un clic que no termina en compra reserve unos minutos el precio, y pasado un tiempo se vuelva a liberar la entrada a precio reducido le da emoción.

    Lo que se podría catalogar en principio como error ha convertido la venta en un festival de “ratas a la carrera” (con perdón y yo incluido). De hecho me arrepiento de no haber comprado la que tenía por 10€…

    Ha sido divertido hacer el seguimiento. Para el de Valencia si que no me lo pierdo!

    Responder
  3. La expectativa marca la diferencia, esa tensa espera. Como ejemplo el Hype que hay ahora mismo con la película Pacific Rim

    Responder
  4. Qué bueno lo de la empresa EON! Buen post como siempre Carlos!

    Un saludo.

    Responder
  5. Unir una idea a un proyecto común: No sólo dar información, sino también la posibilidad de unirse a un proyecto que está todavía por construir.

    Responder
  6. Hola! Hace un tiempito que leo (con muchísimo interés, porque estoy aprendiendo un montón), y hoy me decido a comentar.

    Pues a mí me gusta lo de generar expectación entre mis audiencia. Además de tener el blog, tengo un canal youtube, en el que publico vídeos cada lunes y miércoles. Debo llevar cerca de dos o tres meses haciendo vídeos cortitos bajo el título “Coming soon…”.

    Son vídeos de un minuto y poco en el que enseño a mis suscriptores y suscriptoras un avance de los siguientes tres vídeos. Siempre lo hago en tandas de tres.

    La verdad es que, a tenor de los comentarios que me dejan en este tipo de vídeos y en el post que redacto sobre el resumen, a mi público le gustan: les divierten, porque intento que sean entretenidos, y les crea expectación, porque así me lo demuestran con comentarios del estilo “¡ay, qué ganas de verlo!”.

    Como mi blog trata sobre el cuidado de la piel y el pelo afro, lo que también suelo hacer cuando tengo un producto nuevo sobre el que haré la reseña, es hacer la foto del envase, subirla a Instagram (y compartirla en Facebook y Twitter); pongo el nombre del producto y escribo algo del estilo “¡muy pronto, la reseña en el blog!”, y así la gente está pendiente.

    Gracias por estos artículos tan didácticos.

    Un saludo,

    Desirée
    El Diario de la Negra Flor

    Responder
  7. La verdad es que la espera, la intriga, el suspense por el “¿Qué será?” ayuda mucho en la promoción de un producto. Pero creo que hay tener cuidado cuando se usa, no sobrepasarse en el tiempo de promoción y sobretodo al final ofrecer un producto por el que valga la pena la espera. No seria la primera vez que después de una cuenta atrás me he quedado decepcionado con el producto, perdiendo toda confianza en la persona/empresa que lo ofrecía.

    Un saludo :)

    Responder
  8. He aquí un ejemplo. No te cuentan la historia, pero te preparas para adquirirla, la quieres tener y deseas ser parte de ella. El juego emocional y la creación de expectativas en el marketing son fundamentales, pero mal usados es un boomerang que puede terminar golpeando a quien lo lanzó. Por lo tanto, la relación entre las expectativas creadas y el cumplimiento de lo prometido es fundamental para futuros lanzamientos. \
    Una abeja pica y muere. Las avispas pican una y otra vez. ;)

    http://youtu.be/qJz5fRncPXc

    Responder
  9. Buenos consejos Carlos, en tu linea. Mucha informacion que dirigir oara los novatos!!!

    Responder
  10. [...] El marketing ha cambiado. Lo más importante para vender un producto no es la fase de venta sino la de su lanzamiento. Gracias a la intriga y la expectación tenemos la oportunidad de generar suspense e ilusión. [...]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *