Dormir y trabajar

El peligro de cuándo las cosas van bien es entrar en un círculo de dormir y trabajar. Es un punto en el que justo me encuentro ahora.

Esta semana es posiblemente la más intensa a nivel de trabajo desde que me mudé a Alemania. Aparte del lanzamiento de la tienda online del Borussia Dortmund con el que estaré liado toda la semana, hoy tengo la reunión semanal con otro cliente, el jueves empiezo con uno nuevo nuevo, el viernes me reuno con otro más y en los “huecos” tengo que sacar dos propuestas nuevas. Ahora mismo está siendo dormir y trabajar. Aunque esta semana sea un poco más extrema de lo normal, es bastante parecida a lo que estoy viviendo desde abril.

dormir y trabajarDerechos de foto de Adobe Stock

Te hace pensar sobre lo que estás haciendo y si eso es realmente el camino que quieres perseguir. El dinero no lo es todo para mí por lo tanto mi plan sigue siendo perseguir estos proyectos en 2020. Por suerte tengo un equipo en España en el que puedo confiar y el que empuja esto temas aunque yo no siempre lo pueda hacer en cada momento.

Me gusta pensar que es algo temporal y que más adelante seré todavía más exigente a nivel de selección de proyectos para terceros. En realidad con un tercio de lo que estoy facturando ahora ya podríamos tener una muy buena vida. Lo bueno de ingresar más de lo que necesitamos es que no hará falta buscar formas de financiación para los propios proyectos porque los recursos financieros ya estarán ahí. A ver si mi mujer piensa igual cuándo llegue el momento. :D

Por lo que estaré trabajando y durmiendo durante un tiempo más. Es con un fin y tendrá un final. Quiero estar más presente para mis peques que ahora me necesitan más que dentro de un par de años. No quiero tener que mirar atrás en un futuro y echarme en cara que estaba demasiado centrado en el trabajo. Sé que no lo haré. En caso contrario ya me lo dirás… ;)

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *