Disfruta antes de llegar a la meta

La mayoría de nosotros no aprovecha los instantes antes de lograr un objetivo. Los momentos de gloria son demasiado breves por lo que tenemos que alargarlos.

Quedan apenas 2 semanitas. Hoy mismo me he dado cuenta que me faltan 14 posts (contando este uno menos) para llegar a la cifra mágica de 1.000 entradas seguidas en este blog. He hecho el cálculo porque tenía miedo que ya había superado ese hito y no me había dado ni cuenta. Para llegar a la próxima cifra mágica de 10.000 tengo que seguir 27 años bloggeando por lo que será mejor aprovechar este breve instante dentro de 2 semanas para no tener que esperar tanto tiempo.

DisfrutarDerechos de foto de Fotolia

En muchas ocasiones no saboreamos los momentos que nos han costado sangre, lagrimas y sudor para alcanzarlos. Cuando llegas ya sabes que se ha acabado. Ese momento de gloría es fugaz, forma parte del pasado a partir del momento donde cruzas la meta. En realidad los metros antes de llegar son los que más felicidad y alegría te aportan. Estás en medio de tu reto, es el presente, pero tras mucho sufrimiento sabes que llegarás. No hay dudas, sabes que los vas a conseguir.

Cuando salgo a correr disfruto mucho de mis últimos 500-1.000 metros. Me imagino cruzando la meta de una maratón. Cada entrenamiento es un pequeño reto y desafío. Hay que disfrutar más los momentos antes de pasar la meta para alargar el momento de gloría. En las vidas de personas inquietas el momento después de un reto se convierte en el momento antes de un reto porque ya se piensa en lo próximo posible-imposible que uno quiere hacer. No basta con disfrutar del momento. Hay que aprender a convertir esos segundos o minutos de euforia en horas y días de infinita alegría.

  1. Yo soy más de camino que de meta: creo que las metas llegan, no que llegamos nosotros a ellas.

    Pero para las personas que valoren los ‘hitos’, me parece estupendo que le den todo el bombo que consideren oportuno.

    Responder
  2. Gran entrada Carlos… Suscribo absolutamente lo que dices. Es por entradas como estas por lo que sigo tu blog diariamente… No sólo de Marketing Online, SEO, Blogging, etc… vive el hombre (y la mujer), aunque, en tu caso al menos, esa sea la actividad principal. Disfrutar de los pequeños éxitos de la vida y sobre todo, saberlos valorar y dimensionar es casi una necesidad, más que otra cosa. Un saludo y espero poder tomarme una cerveza contigo cuando publiques tu entrada 10.000 ;-)

    Responder
  3. Os felicito por la consistencia de llegar a los 1.000 post!

    Responder
  4. Me pasa lo mismo a la hora de entrenar, disfrutar y sufrir con los retos diarios, me hace apreciar mucho más la meta ;)

    Felicidades por la cifra mágica!

    Responder
  5. […] lección aprendida: no hay que esperar hasta el momento donde cruces la meta. Hay que disfrutar del camino para alargar al máximo el tiempo de felicidad. Sufrir y salir de la […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *