Cuando tienes una marca, tienes oro

La gran mayoría de emprendedores no valora tal como se merece el concepto de branding. Se obsesionan por facturar cuando eso solo es un “daño colateral”.

Justo hoy al levantarme leí una noticia sobre un estudio que demostró científicamente algo que ya sabemos. Las personas estamos orientadas hacia el corto plazo. Las nuevas tecnologías empeoran la situación porque nos dan la falsa sensación de que tiene que ser así.

oroDerechos de foto de Adobe Stock

Eso hace que activos empresariales como una marca se asocian de forma consciente o inconsciente únicamente a grandes corporaciones como Apple, Google, Facebook o Microsoft para únicamente mencionar algunas.

Los grandes beneficios del activo marca

¡Es un grave error! Trabajar tu marca es crear activo que con tiempo, esfuerzo y cariño se convierte en oro.

A nivel de marca personal

  • Una marca personal aumenta la probabilidad de recibir más recomendaciones.
  • Una marca personal permite de media facturar más por el mismo servicio.
  • Una marca personal abre oportunidades inesperadas y sorprendentes.

A nivel de marca empresarial

  • Dejas de competir por precio y compites por prestigio.
  • Tus clientes hablan de forma orgullosa de ti y se convierten en el canal más potente de marketing.
  • El crecimiento horizontal es mucho más sencillo porque tu fuerza de marca se atribuye de forma positiva a nuevos productos.

Trabajar una marca es jodido

Trabajar una marca va en contra del instinto humano. Requiere apostar por el largo plazo cuando en realidad buscamos resultados a corto plazo:

  • No tienes feedback inmediato sobre si vas por el buen camino o no.
  • Requiere sacrificar beneficios a corto plazo sobre aquellos a largo plazo.
  • Tienes que aportar valor sin esperar nada a cambio (todavía).

La parte más complicada es posiblemente el último punto. Lo tienes que hacer siendo real, con ganas, sin intenciones ocultas detrás, etc. Esta honestidad no la tiene todo el mundo sobre todo si el objetivo principal es ganar dinero. No me entiendas mal, todos tenemos que vivir de algo pero posiblemente hacerse emprendedor no es la mejor forma de convertirse en multi-millonario.

Te tiene que molar este rollo. Sufrir, que te den una paliza, triunfar, aprender, caerte otra vez, estar agotado, querer tirar la toalla, sentir euforia, no arrepentirse del camino elegido, arrepentirse del camino elegido, ser feliz, etc. Si piensas que esto son emociones a lo largo de un año te equivocas. En ocasiones puedes cambiar de ánimo de esta forma a lo largo del mismo día.

Si no te gusta el proceso, no te metas. Esto para la mayoría de las personas es demasiado duro. Ya te iré contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *