Cuando mejor suena, menos hay detrás

En el mundo de los negocios la gente seria no tiende a prometer cosas que no van a poder cumplir. El resto te promete justo lo que quieres escuchar.

No me considero una persona pesimista. Es más bien todo lo contrario. Pero por suerte incluso yo, tras 14 años emprendiendo aprendo cosas. Y hay una cosa que con el tiempo me ha hecho sospechar.

sospechosoDerechos de foto de Adobe Stock

Cuando más me prometen y/o mejor pintan las cosas, menos se materializa. De 10 casos, 8 se resumen en nada. Es decir, no quiero decir que llames a todo el mundo “vendehúmos” que te propone algo bueno. En ocasiones salen cosas positivas.

Pero… Mantén la cabeza fría teniendo ahora conocimiento de las probabilidades estadísticas que hay detrás de que las cosas salgan adelante.

  1. No hagas concesiones porque te dejas llevar por tus emociones.
  2. No dejes de ganar dinero por posibles futuros ingresos.
  3. No pongas en juego tu reputación por alguien que todavía no conoces.

Si la cosa promete sigue adelante. Invierte tiempo pero no te pases. Negocia pero siempre desde una posición de fuerza. No te dejes llevar por las emociones. Haz los números. Si realmente merece la pena apuesta. Ya me contarás qué tal te ha ido… ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *