Cuando las cosas van bien, pueden ir mejor

El otro día estuve leyendo un post en el blog de Loogic sobre un emprendedor que compartía sus experiencias. Destacaba la frase “cuando las cosas van mal pueden ir peor”. Esto me ha inspirado para crear la versión positiva que es “cuando las cosas van bien pueden ir mejor”.

En la frase “cuando las cosas van bien pueden ir mejor” (post en Loogic) veo reflejada un poco la situación que estamos viviendo en Coguan. Me he dado cuenta que una empresa nunca debería estar contenta con un estatus quo sino estar obsesionada con mejorar continuamente. Tu competencia nunca se relajará, por lo tanto tú tampoco lo debes hacer.

Como mejorar cuando vas bien

El problema humano de satisfacerse con un estatus quo

Seamos honestos: no siempre tenemos ganas de hacer cosas nuevas o mejores. Nos gusta el estatus quo porque es algo que conocemos y no nos da miedo. Siempre encontraremos buenas razones para no cambiar la manera de cómo estamos haciendo las cosas. ¿Por qué cambiar si todo va bien? ¿Realmente queremos asumir el riesgo de empeorar una situación que antes funcionaba relativamente bien?

La empresa como atleta en constante búsqueda de mejorar su marca personal

Mi visión de una empresa y de Coguan es la de un atleta que está en constante búsqueda de su mejor marca. Lo mismo que un atleta está obsesionado con superarse, lo deberíamos estar nosotros como empresa. La motivación para un proyecto no está en lo más alto cuando se logra el objetivo, sino en el camino cuando lo estás consiguiendo. Para superarte y dejar atrás tu competencia tienes que conseguir mantener la motivación siempre alta en la búsqueda continua de tu mejor marca.

Cuando las cosas van bien pueden ir mejor

Insisto en que todo se puede mejorar. Para poder mejorar también es clave establecer una organización interna y una cultura empresarial que permita tanto la innovación como el fracaso. Asume que para mejorar también tienes que cometer errores. Esto son algunos de los puntos claves:

  • Quita el miedo al fracaso y motiva a tu equipo a probar cosas nuevas.
  • Documenta tus procesos y analízalos para una optimización continua.
  • Prueba herramientas de gestión para automatizar procesos, mejorar la comunicación, etc.
  • Define bien responsabilidades, tareas, departamentos.
  • Implementa un sistema de medición para permitir visualizar la mejora en cifras ajenas al número de ventas.

Todo lo que he presentado a nivel empresarial también se puede aplicar en gran parte a nivel personal. ¿Qué hacéis vosotros para establecer una mejora continua de vuestro trabajo?

  1. En primer lugar, felicitarte Carlos por tu blog. Me parece realmente interesante, raro es el artículo que no me leo por completo.

    Con respecto a este post, estoy totalmente de acuerdo con que siempre hay que ir a más pero, ¿no crees que cuando se cumplen objetivos o, simplemente, se están haciendo bien las cosas, debería un jefe pararse y rodearse de sus empleados para felicitarles por el desempeño y darles algun premio a cambio? Quizás aquí vaya relacionado el feedback del que hablas en el post anterior.

    Saludos, y enhorabuena.

    Responder
  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En la frase “cuando las cosas van bien pueden ir mejor” (post en Loogic) veo reflejada un poco la situación que estamos viviendo en Coguan. Me he dado cuenta que una empresa nunca debería estar contenta con un estatus quo sin…..

    Responder
  3. Hola David,
    gracias, me alegro que te guste el blog.
    Definitivamente hay que celebrar los objetivos cumplidos y es un tema que solemos hacer bastante bien … ;-)
    http://www.flickr.com/photos/coguan/
    Un saludo,
    Carlos

    Responder
  4. [...] te conformes con la primera solución u opción: cuando las cosas van bien, pueden ir mejor. Un bebe no se conforma con el primer juguete que le das. Va a querer probarlos todos antes de [...]

    Responder
  5. [...] No te conformes con los logros por el camino. Cuando las cosas van bien, pueden ir mejor. [...]

    Responder
  6. [...] te conformes con un estatus quo. Cuando las cosas van bien, incluso pueden ir mejor. Es lo que marca la diferencia entre aquellas empresas que han entendido que ser el mejor hoy no [...]

    Responder

Responder a Carlos Bravo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *