¿Cuándo es el momento ideal para meter “gasolina” en un negocio?

La respuesta rápida sería “cuando crezca” pero eso igual ya te lo imaginabas. Por lo tanto. Seamos igual un poco más precisos.

En mi casi hubo un evento concreto que me abrió los ojos. En realidad fue una ponencia de Luis Martín Cabiedes donde explicó los criterios que el aplica para invertir en una empresa. Dijo algo parecido a esto.

gasolinaDerechos de foto de Adobe Stock

Antes de echar gasolina necesitas tener una máquina

“Cuando hayas descubierto la máquina donde metes 1 euro y sacas 2 puedes contactar conmigo.”

¿Todo claro, no? Bueno, me imagino que igual no del todo. La cuestión es.

¿Cómo construir esa máquina? Lo que necesitas es desarrollar un embudo de conversión. Te daré un ejemplo en caso que ofrezcas algún tipo de servicio o producto que se vende de forma presencial.

  • Para lograr una venta tienes que enviar 10 propuestas.
  • Para enviar 10 propuestas tienes que lograr 20 reuniones.
  • Para cerrar 20 reuniones tienes que hacer 50 llamadas.

Eso sería tu embudo de ventas. Si te sale rentable toda la cadena tienes que buscar formas de multiplicar las llamadas. Eso lo podrías conseguir contratando personas especializadas en esto.

Asegurarse que toda la gasolina llegue al motor

Cada negocio que se encuentra en fase de recibir más gasolina corre el riesgo de que no alcanzara el motor. Puede haber fricción, pérdida de calidad y/o eficiencia en los procesos, límite de mercado(s), etc.

Antes de ir a por todo escala el negocio poco a poco. No le eches toda la gasolina de golpe. Tienes que ir creando poco a poco la estructura que sea capaz de sostener el crecimiento de un motor que de repente tiene 100 caballos más.

Si no tienes una máquina y un motor que aguantes mayores velocidades no tiene sentido echarle más gasolina a tu negocio. Asegúrate de dar los primeros pasos bien antes de pensar en expandir tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *