Cómo voy a trabajar y vivir mejor en la próxima decada

El otro día leí en Twitter que es el último mes de la decada. Estas cosas te ponen en plan reflexión y te hacen pensar lo que deberías mejorar para la próxima.

Uno de los miedos más grandes que tengo es no sacarle todo el provecho que puedo al tiempo que tengo ahora con mis hijos cuando todavía son pequeños. En ocasiones doy por hecho que están ahí y muchas veces me centro demasiado en estar ocupado en vez en de vivir momentos con ellos.

hámsterDerechos de foto de Adobe Stock

Vivir y trabajar son dos conceptos que para mi no son del todo separables. Soy emprendedor. He decidido vivir para montar proyectos. Sobre todo ahora que muchas piezas del puzzle empiezan a encajar disfruto enormemente de esta vida y te olvidas que es tu trabajo. También soy marido y padre y necesito vivir esta parte con la misma pasión que la otra.

Cómo voy a trabajar mejor

Estos últimos meses he trabajado mucho y lo he hecho de forma intensa. Echarle horas lo hace cualquiera pero puedo decir con orgullo que he sacado mucha faena adelante. Mis clientes están contentos conmigo y los que empiezan a trabajar conmigo quieren seguir.

Lo que tengo claro es que no puedo seguir de esta forma. Trabajar más y/o de forma más intensa no tiene sentido porque a pesar de que me sienta capacitado también soy consciente que el peligro de quemarme siempre está ahí. Como con todo en la vida, el equilibrio es clave.

Trabajo típicamente con pequeñas pausas para ducha, ejercicio y comida (rápida) entre las 5.30 y 19 horas cada día de lunes a viernes. El fin de semana evito coger demasiado el portátil pero muchas veces no puedo evitar que mi cabeza siga trabajando. Soy un obsesionado con lo que hago, no lo puedo evitar.

Trabajar mejor empezando en 2020 para mi significa delegar mejor. Voy a confiar aún más todavía en mi equipo. Voy a dejar más cosas en sus manos con menos control por mi parte. También invertiré más tiempo en formarles para que tengan la confianza en si mismos de que van a ser capaces de hacer todo lo que se propongan y más. Mi equipo es mi mayor activo y sin ellos simplemente soy un hámster que corre en su rueda y ha tirado las llaves de su jaula.

También quiero invertir en mi propia formación. Esto puede ser leer más, hacer cursos, dejar asesorarme por terceros, etc. Todavía no tengo un plan concreto pero mi cabeza es mi segundo mayor activo que tengo que expandir.

Cómo voy a vivir mejor

Uno de los aprendizajes clave que he tenido en los últimos meses es que ya tengo todo para ser más feliz. Todos los objetivos personales y profesionales no me llevarán al próximo nivel si no soy capaz de disfrutar ahora de la vida que estoy viviendo.

Vivir mejor en 2020 para mi significa ser más consciente y aprender a apreciar los pequeños momentos de la vida. En el pasado en más de una ocasión sin darme cuenta los he dejado pasar por estar demasiado centrado en mi emprendimiento.

Cuando estoy con mi familia estaré con ellos. Tendré paciencia conmigo mismo. No soy una mala persona por pensar en mis proyectos, no lo puedo evitar ni controlar. Haz esto para ponerte en mi piel. Intenta ahora no pensar en un elefante rosa… ¿Entiendes por donde voy? ;)

Cómo verás esto son pequeñas cosas en realidad y tampoco nada que sea súper complicado de realizar. Al final es la suma de los pequeños gestos que nos convierten en grandes personas. No es lo que decimos, es lo que hacemos. Piénsalo cuando este año toque comer uvas otra vez.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *