Cómo un escritorio ordenado puede impactar de forma positiva tu negocio

¿Eres de escritorio ordenado o más bien caótico? Hay pequeños detalles que marcan la diferencia. El orden es una de las claves para crear disciplina en los negocios.

Los momentos que han producido avances importantes en mi vida profesional o personal no han estado relacionados con un conocimiento completamente nuevo que me haya hecho ver el mundo de forma diferente. En la gran mayoría de las ocasiones son impactos repetidos de cosas que ya sabes pero de repente los ves desde una perspectiva nueva que te hace actuar.

escritorio ordenadoDerechos de foto de Fotolia

Siendo emprendedor he estado durante años procrastinando el tema de crear un colchón financiero para el momento cuando me tengan más entretenidos mis nietos que mis proyectos (aunque veo complicado que llegue un momento en el que lo deje del todo).

Ha sido leer un libro y ponerme en marcha. Rich Dad, Poor Dad es un clásico que no te cuenta nada radicalmente nuevo sobre finanzas personas pero en mi caso ha provocado que finalmente me haya puesto en acción.

Lo que te voy a contar hoy va un poco en la misma línea. No estoy reinventando la rueda (en ninguno de mis entradas de hecho) pero igual consigo que te tomes este tema más en serio. Hablemos sobre la importancia del orden en los negocios.

Orden en los procesos

Los procesos son uno de los aspectos más descuidados en los negocios que parten desde cero. Es algo que está más controlado en grandes organizaciones aunque por ello tampoco siempre funcione mejor. Cuando más personas tienen que trabajar juntos, más importante es tener bien definido las responsabilidades y tareas de cada uno.

La gestión de procesos es una tarea desagradable de la que huimos porque no se percibe tanto el valor en su presencia y únicamente se genera la necesidad de actuar cuando sufrimos de su ausencia.

Orden en tus datos

Saber cómo va tu proyecto en cada momento. Requiere un orden a nivel de datos y métricas que representan el éxito del mismo. Una forma de tener esto bajo control es tener la disciplina de crear informes mensuales.

Tener orden sobre tus principales métricas te ayuda entender mejor en lo que estás fallando y lo que te está generando buenos resultados. Ver una evolución continua hacia arriba también es una fuente de motivación. A veces no percibimos las pequeñas mejoras. Hay que ver desde donde se ha empezado para entender hasta donde se puede llegar siguiendo dando únicamente pequeños pasos todos los días.

Orden visual

Lo confieso. No soy la persona más ordenada del mundo. Mi escritorio podría estar más ordenado de lo que está. A pesar de no ser el ejemplo posible para el resto del equipo insisto en tener un orden en la oficina. Tenemos varias tiendas online por lo que es fácil que se vayan acumulando cajas en el despacho. Si permites que ese desorden permanezca, bajas la barrera para añadir más desorden. Si en cambio todo está recogido, te esfuerzas más para no estropear ese orden visual.

Estos pequeños detalles hacen que todos seamos menos disciplinados. No es cuestión de ponerse las pilas una vez al mes sino de mostrar continuidad en tus acciones todos los días. Es lo más complicado porque siempre hay cosas que hacer. Hay que aprender a priorizar lo importante sobre lo urgente. Aquí está la clave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *