Cómo solucionar el problema de envíos cuando vas creciendo

Están empezando los problemas de lujo. La cantidad de envíos ha subido de 2 a 10 pedidos al día. Toca organizarse mejor.

15 pedidos el fin de semana. Es lo que ha entrado entre viernes por la tarde cuando salimos de la oficina y el domingo por la noche. Teniendo en cuenta que la tienda de coleccionismo no es más que un sideproject ha llegado a un punto donde consume más recursos de los disponibles.

envíos tienda onlineDerechos de foto de Fotolia

El problema del envío es sinceramente un lujo porque significa que estás vendiendo. Aun así pone en peligro futuras ventas porque en vez de atender a nuevos clientes estás invirtiendo tiempo en sacar lo vendido. Es el orden correcto de hacer las cosas aunque aun así no puedes vivir únicamente del pasado.

Es justo el problema que se está planteando por lo que toca adaptarse a la nueva situación. Es cuestión de supervivencia. O te adaptas, o mueres. Esto es lo que voy a implementar para crecer sin tener que contratar nueva gente “únicamente” para hacer envíos.

  1. Definir procesos de envíos y embalaje: ahora mismo la situación es que sacamos cada envío sobre la marcha. No hay orden ni procesos definidos. No era necesario porque con 1-3 pedidos al día no te llegas a saturar. Ahora los procesos son importantes porque te ayudan acortar tiempos. Donde antes sacabas 3 envíos con un sistema en marcha ahora sacas 20 (o eso es el plan).
  2. Mantener el orden: tiene mucho que ver con disciplina y va un poco en contra de la naturaleza de la gente sobre todo cuando tienes un equipo joven. Mantener el orden te ayuda a seguir con mayor eficacia los procesos fomenta una disciplina de hacer las cosas bien antes de hacerlo de cualquier forma.
  3. Optimizar los costes de envío: esto no afecta únicamente la empresa de transporte sino también todos los pequeños costes que conlleva enviar productos. La compra de cajas, sobres, pegatinas, etc. son un gasto que en mi caso he estado retrasando porque me gusta ir paso a paso. En un momento dado tienes más sentido hacer un pedido grande que comprar embalaje u otras cosas cuando surja la necesidad.
  4. Responsabilidades y tareas sagradas: cuando más va creciendo un proyecto, más detalles quedan por fijar. Las personas involucradas tienen que tener muy claro lo que se espera de ellos en cada momento. También es un buen momento para implementar nuevas tareas sagradas cuando la ejecución a tiempo y en calidad gana todavía en importancia.

De momento esto es todo. Vamos a ir probando para ver qué tal nos va la cosa. Ya os iré contando como siempre.

Stay tuned.

 

  1. Nosotros hemos comenzado haciendo las entregas en nuestras bicicletas. La entrega se nos ha hecho mucho más simple, sin atascos, sin buscar puestos para aparcar, sin contaminar y creo que he bajado algunos kilos de más.

    Carlos echa un vistazo en Florster.com

    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *