Cómo responder a un comentario borde me ha ayudado facturar 500 euros

En el mundo de los negocios te vas a encontrar de todo. Personas agradables y simpáticas y luego justo lo contrario.

Parece que el formato escrito y el anonimato en ocasiones sacan lo peor de las personas. A nivel de inteligencia emocional muchos adultos siguen con la madurez de un adolescente de 12 a 14 años. Eso por lo menos es lo que es mi conclusión tras años de participar en redes, escribir en blogs y recibir mensajes a través de formularios de páginas web.

escucharDerechos de foto de Adobe Stock

Muy pocos de ellos mantienen la postura cuando los tienes delante en persona. Es muy fácil desahogarte de forma virtual pero tener que tratar con personas en la vida real en directo sin tiempo para elegir los emoticonos adecuados intimida a la mayoría de ellos.

No te tomes el comportamiento adolescente como algo personal

Cuando alguien me “vomita” encima a través de algún canal digital me imagina una persona herida. Ha tenido un mal día con la pareja, con los hijos, en el trabajo, etc. y me utiliza como canal de escape. Eso no justifica su comportamiento pero me recuerda que no es personal. No soy yo el problema.

Creo firmemente que cualquier cosa mala puede tener algo bueno si te permites verlo. Lo más importante es controlar tus emociones y no reaccionar como lo hubieras hecho con 13 o 14 años. Ahora eres un adulto, estar en redes no cambia la cosa.

Wallapop es un canal en el que últimamente me muevo más. Será por ello que veo más comentarios negativos y/o bordes por aquí que en otro sitio. Un chat puede ir así.

  • “5 euros” (producto con valor de mercado de 25 euros, ofrecido por 20 euros).
  • “Hola [nombre]! 5 euros no puedo. El producto es nuevo en su embalaje original, me ha costado más, estaría perdiendo dinero.”
  • “Me parece muy caro. Te ofrezco 7 con envío incluido.”
  • “Échale un vistazo a Amazon, ahí también lo ofrecen. Qué tengas un buen día.”
  • “Pues en [tienda online] lo venden por 15 euros, así que tú sabrás”.
  • “Vale, pues te recomiendo comprarlo ahí. Un saludo.”

Esta conversación tampoco es de las más desagradables. Las hay peores pero es para que te hagas una idea. Si esto ya te supera o hubieras respondido de otra manera será mejor que no te metas. Yo te recomendaría hacerlo de todas formas. Aprende a poner tu ego en una esquina de la habitación donde no te perjudique. Podrías estar perdiendo oportunidades.

Esto es lo que aporta mantener la calma cuando me ponen a parir

Una conversación reciente y parecida a la de arriba pero un poco más borde me ha ayudado a facturar 250 euros adicionales cada mes. El título dice 500 euros pero con el paso del tiempo el impacto en la facturación será incluso más importante.

No todas las propuestas de precio sin simplemente ridículas. En mi caso me han permitido encontrar un proveedor de productos en España para algo que estaba comprando hasta entonces por mucho más en Estados Unidos. Mi precio por lo tanto era elevado en comparación con esa tienda porque estaba comprando como un comprador final, incluyendo gastos de envío y aduanas. Ahora mismo estoy comprando con un descuento del 30 a 40% por lo que mi margen ha aumentado a pesar de poder ofrecer precios mucho más competitivos.

Esta conversación era de las típicas tipo “en [tienda online] lo ofrecen por x euros”. Esto me ha ayudado descubrir este distribuidor español de la marca estadounidense, contactar con él y lograr precios de revendedor. He aumentado la gama de productos lo que ha abierto mercado en un nuevo subsegmento de mi nicho y ahora mismo genera unos 250 euros de facturación adicionales.

Siempre escucha. Detrás de cada insulto o comentario borde puede haber una información valiosa. No te dejes llevar por tus emociones. No es personal, actúa con la cabeza fría si buscas un impacto positivo en tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *