Cómo organizo mi día a día de trabajo en 2020

Ya estamos en febrero y 2019 ha quedado prácticamente en el olvido. En 2020 he cambiado pequeñas cosas en mi día a día para ser más productivo.

Una de las cosas más importante que he cambiado en 2019 ha sido adelantar el despertador a las 6 de la mañana. Poco después lo cambié a las 5.30 horas y sin duda ha sido una de las decisiones más acertadas del año pasado. Te cuento un poco cómo organizo mi jornadas.

conejillo de indias

Un día que trabajo desde casa

Por la mañana tengo ciertas rutinas que no cambian de lunes a viernes. Todos los días suena el despertador a la misma hora (5.30 horas). Lo primero que hacía era preparar un café y tomar un pequeño desayuno. Lo malo era que no tenía demasiado apetito a esa hora por lo que las últimas semanas me limito a prepararme únicamente un café. Para empezar el día me formo con un tema de interés. Ahora mismo está siendo el tema de inversión en inmuebles. Puedo estar 15-20 minutos viendo algún vídeo en Youtube. Típicamente sigo a una persona durante semanas o meses hasta que tenga la sensación que ya no estoy aprendiendo nada nuevo.

Después toca redactar el post del día. En el 90% de los casos no sé sobre lo que voy a escribir hasta el momento que abro la hoja vacía del Word. Cómo he aprendido con el tiempo más que importa más publicar que ser perfecto, suelo dar en 1-2 minutos con un tema sobre el que quiero hablar. En 30-40 minutos el post del día está redactado y programado.

Ahora viene el deporte. Soy usuario de pago de la app Freeletics hace más de 4 años. Son ejercicios de peso corporal adaptadas a tu forma física y objetivos. Con esto puedo estar entre 25-40 minutos entretenido. Una vez acabado toca ducha y desayuno con la familia.

A las 7:45 horas empieza mi día de trabajo. Empiezo por organizarme con una agenda para el día. Ya he escrito sobre cómo la planifico en detalle pero ahora mismo no encuentro la entrada para enlazarla. En un día en casa puedo estar trabajando para 3-5 proyectos en paralelo. Suelo dejar tiempos para imprevistos y huecos para pausas. Divido el día en intervalos de 30 minutos donde tengo que sacar faena. Mis viernes suelen ser un poco diferentes de mi lunes a jueves. Para empezar es mi día de “descanso” de la semana. Quiere decir que ese día no hago deporte. Cómo hay muchas cosas que son parecidas te dejo con el post para darte todos los detalles ya que aparte de saltarme los ejercicios el resto es bastante parecido.

Un día que estoy fuera con un cliente

En mi proyecto más importante del momento estoy dos días por semana fuera de casa y trabajo en las oficinas del Borussia Dortmund. En enero incluso fueron 3 días por cuestión del lanzamiento.

El principio de la jornada hasta después de la ducha es parecido. En vez de desayunar con la familia me preparo un bocata y me lo llevo. Desde Colonia suelo tarda entre 75-90 minutos hasta llegar a Dortmund. Saliendo entre las 7.15-7.30 horas de casa puedo llegar entre las 8.30-9.00 horas.

Los días que suelo estar en el Borussia Dortmund están a tope con reuniones. Aprovecho para ponerme al día y hacer seguimiento de tareas. Mi trabajo principalmente es ser un pesado, cosa que se me da bastante bien. ;) De mis tareas dentro de la gestión del proyecto ya he hablado en detalle en este post por si te interesa repasarlo.

Según el día salgo entre las 16.00-17.30 horas de Dortmundo y llego entre las 17.20-19.00 horas según tráfico otra vez a casa.

Cómo verás mis días de momento son “dormir y trabajar” pero no te preocupes. No sufro, estoy trabajando en un entorno que me apasiona, con un reto que me llena, generando ingresos más allá de lo que necesito para cubrir mis gastos diarios. De momento todo va bien, ya veremos lo que pasa fines de junio cuando finalice mi contrato con el Borussia Dortmundo. Ya me han renovado dos veces. ¿Lo harán una tercera vez? Ya veremos, pase lo que pase, será algo bueno…

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *