Cómo obtener resultados inesperados cuando haces marketing (y por qué esto es bueno)

Marketing es innovar que requiere tener la actitud para llevarlo a cabo. Pocos se atreven hacer cosas diferentes para lograr resultados sorprendentes.

“¿Para qué obtener resultados inesperados?” podría ser la primera duda que surge cuando lees el titular de este post. Antes de responderte te pongo dentro del contexto de esta entrada para que entiendas la motivación detrás de escribirlo.

innovar marketingDerechos de foto de Fotolia

Para lograr un resultado óptimo nos basamos en conocimiento existente para replicar lo obtenido. Típicamente uno suele estar un poco por debajo de los datos que tenemos pero nos conformamos con “tampoco no está tan mal”. Damos por hecho que las experiencias previas marcan las mejores prácticas que por definición no se van a superar. Un ejemplo dentro del contexto del marketing online es el uso del color naranja como botón porque supuestamente es el que mejores conversiones obtiene. Esto no siempre tiene que ser siempre así.

Aplicando esa fórmula nunca lograremos estar por delante de la competencia sino como mucho ser un poco mejor que la media. Con eso la mayoría se conforma porque es una apuesta más segura que arriesgar y hacer cosas diferentes.

El único campo que experimenta de forma continúa es el mundo del SEO. La razón detrás es muy sencilla. Las reglas cambian constantemente por lo que hay que adaptarse y buscar sin parar nuevas soluciones para adaptarse. Es una actitud que ha nacido de la necesidad.

No hace daño proponerse un pequeño reto para hacerlo. En mi caso consiste en anunciar que voy a hacerlo para realmente hacerlo. Es una forma altamente efectiva para ponerse las pilas. De otra forma no hubiera descubierto que el botón verde puede batir el naranja a nivel de conversión. Tampoco me hubiera enterado que un banner “desnudo” dentro de una campaña de Facebook Ads puede ser mucho más efectivo a nivel de CTR que uno decorado con texto y otros elementos.

En ocasiones hay que ir en contra de la corriente para ver si las verdades establecidas no son más que un mito. Puede dar un poco de miedo porque no queremos hacer el ridículo perdiendo nuestro tiempo buscando resultados que no existen. No tenemos ganas de escuchar esa frase tan amada por los españoles de “ya te lo dije”.

La historia ha demostrado que muchos inventos han surgido del azar. Es lo que me ha ocurrido hace poco descubriendo un tipo de banner increíblemente efectivo gracias a un accidente de diseño (de esto hablaré en mi ponencia del World Quondos Record). Surgen cuando dejamos de buscar durante un instante y nuestro cerebro encuentra una solución de la nada (o eso es la percepción que tenemos en ese momento).

Marketing también es actitud. Son las ganas de encontrar nuevos caminos y abrir puertas a vías innovadoras de hacer las cosas. Todo empieza en tu cabeza. Si no estás dispuesto a equivocarte tampoco no tendrás la oportunidad de acertar en algún momento.

  1. Muy interesante,la verdades que el miedo a veces paraliza por lo que los profesionales debemos encontrar el resquicio de la ilusión con una base debajo, aunque en principio no la veamos.

    Responder
  2. Totalmente de acuerdo Carlos.
    Para hacer marketing no llega con leer libros de marketing, leer artículos de marketing, hacer cursos de marketing… hay que probar, equivocarse, maldecir a Google, maldecir al cliente, probar de nuevo, equivocarse de nuevo, probar con otra estrategia, acertar un poco más y por supuesto leer libros de marketing, leer artículos de marketing, hacer cursos de marketing…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *