fbpx

Cómo he lanzado mi e-commerce en 3 fases con 10 euros de inversión

¿Te gustaría lanzar un e-commerce pero no dispones de los fondos necesarios? Esto es lo que he hecho yo con mi e-commerce y una inversión inicial de 10 euros.

Digo 10 euros como si pudieran ser 20. La verdad es que no me acuerdo exactamente de la cantidad precisa pero te puedo asegurar que eran menos de 50 euros. Sigue siendo dinero que muchas personas no tienen pero si ahorras y te esfuerzas puedes lograr a obtenerla.

lanzar proyecto desde ceroDerechos de foto de Adobe Stock

Lo que necesito que te quede claro es que 10 euros o 50 euros no son suficientes para lanzar un e-commerce. Pueden ser un inicio para ir acumulando cantidades más grandes a través de la re-inversión realizada. Es una forma de montar un proyecto que se llama bootstrapping. De forma resumida significa conseguir la financiación a través de los beneficios del proyecto. Vas pagando los costes a través del flujo de caja generado.

Pero hablemos de cómo lo he hecho con mi proyecto de e-commerce de coleccionismo.

Fase número 1 – vendiendo en Wallapop

En ocasiones tienes la sensación que hoy en día entre emprendedores no eres respetado si no lanzas ya algo con una plataforma de desarrollo propio y si puede ser ya súper pulido. Vender en Wallapop en comparación es algo que podría generar reacciones del tipo “¿pero tú de que vas..?”. Puede que me equivoque pero es un poco mi percepción.

Empecé vendiendo las primeras piezas de colección a través de Wallapop. A día de hoy diría que es un mejor sitio para comprar que para vender porque la gente busca sobre todo gangas. En mi caso me aportó los primeros datos sobre que podría haber un mercado para el tema. El coste de vender en Wallapop es cero. De la misma forma hubiera podido haber empezado con Ebay o incluso utilizar los 2 canales en paralelo. He tenido en el pasado momentos muy frustrantes con la atención al cliente de Wallapop. Junto con la plataforma que sigue teniendo muchos bugs corren peligro de perder su posición de liderazgo en España. Wallapop se lo está poniendo demasiado fácil a la competencia ahora mismo.

Otro ejemplo de negocio que empezó en Wallapop (aunque con más inversión) fue el de los emprenderos de Espadasymas.es. Una historia impresionante y demuestra todo lo que es posible si le pones ganas y …, bueno ya me entiendes. :)

Para aportar un dato más. En esta fase inicial estábamos generando 100 euros al mes aproximadamente.

Fase número 2 – tienda online básica y página de Facebook

Después de las primeras ventas en Wallapop parecía que había algo. Decidí dar un paso más allá y montamos una tienda online con Woocommerce. He tenido una pequeña ventaja por ya disponer de un pequeño equipo que se hacía cargo de montar la tienda. Si no lo tienes no te sirve como excusa. Con cientos o incluso miles de tutoriales en Youtube que te enseñan paso a paso cómo hacerlo, no tienes excusa para no ponerte las pilas con el tema. Para empezar en Quondos.com tienes tutoriales en la parte gratuita de la plataforma.

El SEO no es lo mío por lo que me he centrado en lo que sabía hacer. Generar comunidades en Facebook. Con una inversión de 1 euro al día hemos logrado después de 2 años una comunidad de más de 13.000 seguidores que a pesar de todos los cambios del algoritmo de Facebook todavía tiene un alcance orgánico bueno.

Al final de esta fase 2 estábamos generando 1.000 euros al mes aproximadamente.

Fase número 3 – la venta en Amazon

Ya tenía la experiencia previa de haber vendido entre otras cosas secadores profesionales en Amazon. Esta vez no tenía que posicionar un producto desde cero sino competir contra otros vendedores con una marca conocida y ganar la Buy Box.

Lo bueno de mi nicho es que a pesar de todas las dificultades que supone Amazon deja márgenes neto de más del 60% restando todos los gastos directos e impuestos. Entrar en Amazon supuso un gran crecimiento del proyecto pero al mismo tiempo una gran dependencia. Después de poco tiempo nuestra facturación dependía del 90% de este canal. Uno de los principales errores que cometí es darme cuenta darte y descuidar los demás canales de venta. Me desperté de un día al otro cuando me bloquearon la cuenta durante un par de días y tuve la suerte de poder desbloquearla.

Al final de esta fase ya estábamos superando de forma regular los 10.000 euros de facturación mensual.

Ahora mismo estamos en la cuarta fase de crecimiento donde apuesto por el SEO y la integración con marketplaces. Está ya merece detallarla más adelante. En los meses más flojos que estamos pasando ahora nuestra facturación ha caído de diciembre de unos 30.000 euros a unos 15.000 euros. Toda la labor que estamos haciendo ahora es para alcanzar los 100.000 euros en diciembre. Es un objetivo ambicioso pero para apuntar por menos no merece la pena levantarse por la mañana. Ya te seguiré contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *