Cómo hacer ingeniería inversa de objetivos grandes (el nuestro 100.000€ en diciembre)

Cualquiera puede definir grandes objetivos. “Yo quiero cobrar 5.000 euros cada mes”. Hasta aquí llegamos la mayoría (incluso somos capaces de poner una cifra más elevada). En lo que casi todos fallamos es definir los pasos necesarios para llegar hasta ahí.

fijar objetivosDerechos de foto de Adobe Stock

¿Qué necesitas para hacer ingeniería inversa de un objetivo grande?

En realidad no tienes que haberte sacado un diploma de ingeniería aeroespacial para dar con el resultado. Es simple.

  1. Fijar el objetivo grande.
  2. Fijar el plazo en el que quieres conseguirlo.
  3. Calcular el avance diario para llegar al objetivo en el tiempo marcado.

¿Suena fácil, no? Pues sin duda lo es. En realidad nadie hace el esfuerzo de dividir y pensar en objetivos diarios porque esto hace desaparecer posibles excusas de por qué no se ha conseguido lo propuesto.

En ocasiones el nivel de dificultad es un poco más elevado ya que el objetivo es resultado indirecto de lo que hacemos.

Te doy un ejemplo. Si quieres andar 10.000 pasos en 1 hora tienes que dar unos 167 pasos por minuto o 2,5 por segundo. Aquí es tan sencillo como dar un paso tras otro y no parar. Otra cosa es p.ej. proponerse tener un cuerpo de operación bikini al cuadrado. Aquí viene bien tener datos de referencia.

Sabes p.ej. que para quitarte 10 kilos en 3 meses y tener algunos músculos marcados tienes que realizar el plan de entrenamiento de tu entrenador personal 5 veces por semana además de seguir a rajatabla el plan de dieta. Es un objetivo menos tangible porque cuando estás a mitad de camino en ocasiones te cuesta ver el progreso por lo que el riesgo de abandono es elevado.

Mis pasos para facturar 100.000 euros con Amazon en diciembre 2020

En el mundo de los negocios y en el del fitness suelen ocurrir cosas parecidas. Puede que ya estés a mitad de camino pero das marcha atrás porque no percibes los avances.

Te daré un ejemplo de cómo nosotros dividimos nuestros objetivos. El año pasado hemos facturado 30.000 euros con unos 850 listings Prime en Amazon. Este año queremos alcanzar 100.000 euros. Es un objetivo grande, igual demasiado pero para aspirar por menos siempre queda tiempo. Aplicando la regla tres necesitaríamos 2.850 listings Prime para dar el salto en la facturación.

Evidentemente el cálculo es muy aproximado porque no hay ninguna garantía de que los nuevos listings se vendan igual de bien que los viejos pero es mejor que no tener nada.

Teniendo en cuenta las personas que somos y los días de trabajo que quedan necesitamos subir el contado por 54 cada semana para alcanzar la cifra mágica. Cada persona del equipo sabe lo que tiene que aportar para llegar a la meta. A pesar de alcanzar el número de listings no hay garantía de alcanzar la facturación pero no hay duda que tendrá un impacto. Una posible desviación hacia arriba o para abajo nos dará más pistas para fijar con mayor precisión los pasos necesarios para alcanzar los objetivos que nos marcamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *