fbpx

Cómo evitar problemas de sincronización en la comunicación con tu contacto objetivo

¿Estás intentado contactar de manera desesperada con alguien? Igual tu problema de comunicación surge de la falta de sincronización.

Alrededor de los 30 corres el riesgo de distanciarte de algunos amigos porque tú ya has entrado en otra fase de vida que ellos. P.ej. te has casado, has dejado de estudiar, te mudas por trabajo, etc.

SincronizaciónDerechos de foto de Fotolia

Ya no sales de la misma manera porque igual acabas de tener un bebé y por circunstancias de la vida no logras mantener el contacto como antes. Además de no vivir los mismos momentos surge un problema de sincronización porque de repente se establece un ritmo de vida diferente.

El problema de no estar sincronizado

En el mundo de los negocios suele ocurrir algo parecido como en la vida privada. Estamos desfasados con la gran mayoría de personas. Muchos no se dan cuenta a lo que esto conlleva. No logramos ponernos en contacto y lograr colaboraciones o conseguir apoyo para llevar el negocio al próximo nivel.

Por una parte puede ser complicado aportar un win-win. Pedir ayuda sin ofrecer nada a cambio puede funcionar en ocasiones pero suele ser la gran excepción. Quieres beneficiarte del conocimiento y de la experiencia de otra personas pero no tienes claro lo que es tu contrapartida. Nada es gratis en la vida. Aunque el no ya lo tengas y por preguntar no pasa nada es mejor pensar si hay algo valioso que tú puedas ofrecer.

Existen mejores y peores momentos para pedir ayuda. Ten en cuenta que todo el mundo está ocupado. Aunque no sea siempre el trabajo puede que la persona tenga que sacar el perro, ir al dentista o jugar con los niños. Las peticiones que entran en tiempos de tiempo ocupado tienen poca probabilidad de recibir una respuesta y quedarán en el olvido.

Otro gran problema de sincronización es la comunicación. Pueden estar conversando 2 personas en castellano y aún así hablar un idioma diferente. La interpretación adecuada puede en ocasiones ser un obstáculo importante si los contextos y/o culturas son demasiado diferentes. Las cosas empeoran incluso cuando la comunicación se estable por un canal como el correo electrónico. Mi regla es no escribir un mail si quiero que me entiendan.

Cómo sincronizar con tu contacto objetivo para lograr tus metas

A pesar de todos los problemas la sincronización es posible. Existen varias opciones que te quiero presentar de menor a mayor probabilidad para lograr comunicar con tu contacto objetivo:

1. Escribir un mail un miércoles: a pesar de no ser muy efectivo el e-mail es uno de los medios de comunicación menos intrusivos (spam aparte claro). Con personas que están muy ocupadas tus mejores para recibir una respuesta son el miércoles. El lunes y el martes recuperas lo que no has hecho la semana anterior. El miércoles te relajas un poco para luego correr como un loco el jueves y viernes en un intento desesperado de finalizar todas las tareas pendientes. Esto no es una ciencia exacta pero se debería ajusta de media a muchas personas.

2. Enviar un tuit entre martes y jueves: un tuit requiere menos trabajo. Para empezar dar una respuesta está limitado a 140 caracteres. Además te puedes ahorrar el saludo y el despido. Los lunes y los viernes son los peores días para personas muy ocupadas. Tanto tuits como comunicaciones por mail que entran el fin de semana suelen pasarse al comienzo de la semana y acaban por ello en el olvido.

3. Encuentro en persona en un evento: la mejor opción que tienes sin duda es acercarte a tu contacto objetivo en un evento. Ahí para empezar no tiene otra opción que hablar contigo. No por ello debes olvidar tus buenos modales. Se lo más simpático y agradable que puedas. Otra gran ventaja de eventos es que la persona con la que quieres hablar tiene ese tiempo bloqueado. Aunque tenga planificado otras reuniones en ese lugar siempre puedes sacar algunos minutos para presentar tus dudas siempre que lo hagas de manera adecuada.

Recuerda que si pides un favor, no eres necesariamente una prioridad. Céntrate en aquellos momentos donde más probabilidades tengas de establecer una comunicación. Es una cuestión de buen timing así que muestra paciencia y espera que llegue el momento adecuado.

  1. Hola Carlos.

    Al menos en mi caso, y creo que es general, que los lunes y viernes son malos días para que te pidan algo, fundamentalmente por lo que comentas (realizar temas pendientes de la semana anterior y no dejar temas pendientes para la próxima respectivamente).

    A pesar de ello, no suelo tenerlo en cuenta cuando envío un email. Espero que al haberme hecho reflexionar en ello, lo utilice para tener una comunicación más efectiva.

    Un saludo,

    José María Jiménez Shaw
    @jjimenez

    Responder
  2. Las personas somos momentos, lo q es un buen momento para ti puede no serlo para mi.Depende del momento (más ocupada), te digo si o te digo no.
    Por eso esperar el memento adecuado, y saber esperar es importante. ;)

    Responder
    • Eso es cierto Silvia. Siempre aplico la regla de la media. Al final nunca es cierta para uno mismo pero más o menos adecuado para la mayoría de personas.

      Responder
  3. Yo prefiero trabajar en red (que no es exactamente networking). Si la red está bien tejida, más pronto que tarde acaban apareciendo contactos interesantes…

    Responder
  4. Buenos días,

    La verdad que lo que comentas de la comunicación y sincronización es muy cierto y más hoy en día que mucha gente va un poco loca con poco tiempo para atender peticiones, es fundamental encontrar el momento para presentar tus dudas.

    Como dice Silvia en el momento inadecuado te encontraras un no rotundo pero en el momento adecuado encontraras respuesta.

    Lo que no me había parado a pensar es en lo de los Miércoles que hay más relajación. :D

    Saludos.

    Responder
  5. “… nada es gratis…” Tenemos que empezar a entender la diferencia entre gratis y beneficio. Es posible la colaboración gratis, si hay beneficio (para las dos partes). Si es gratis y sin beneficio, es altruismo puro y duro (y eso se ve poco).

    Si pides algo a alguien gratis, trata de que a quien se lo pides obtenga algun beneficio.

    Y este beneficio pueden ser cosas tan intangibles cómo fortalecer un vínculo, acercar posiciones dentro de su Monchu, establecer sinergias actuales o futuras o demostrar a su comunidad que colabora cuando se lo piden. Incluso plantear la solcitud de colaboración como un juego…

    Puede haber mil beneficios que ofrecer cuandio pides que te ayuden gratis. (que no sin beneficio)

    Responder
  6. Hola Carlos:

    Creo que este tipo de consejos tienen que ver mucho con la organización, las recomendaciones que nos haces deben estar muy bien contempladas en cómo organizamos el trabajo durante la semana.

    Los hábitos son sumamente poderosos en la productividad, así que podemos hacernos el hábito de enviar nuestras comunicaciones (email, twits, llamadas, etc) a los día más apropiados para poder lograr el objetivo que tenemos con ellas.

    Gracias por compartir estas ideas. Un saludo.

    Responder
  7. Hola Carlos,

    Muy bueno el post de hoy también ;-) como dices es una regla general que puede o no puede funcionar, estoy de acuerdo en que hay que intentarlo cuando sea el momento más adecuado, pero cuando he terminado de leer el post me he hecho la pregunta: Que hacer si no recibimos respuesta alguna después de haberlo intentado? Cuántas veces se puede insistir en algo sin llegar a ser pesado o mal educado? Por cuantos medios es aconsejable intentarlo?

    Uff, son tres posts, no hace falta que contestes a todas hoy eh! Aunque no recuerdo si has hablado ya al respecto, creo que si…

    Saludos!!

    PD: Gracias por el regalo, me ha gustado mucho! :-)
    Recibe gratis el libro “Blog-Up, consejos de un guerrillero online” por suscribirte al blog de @carlosbravo http://www.marketingguerrilla.es/suscribete-a-mi-blog/

    Responder
  8. Estoy dr acuerdo con Carlos, jerby deberias de salir de la madriguera.Donde este el face to face , con lo bien q nos lo vamos a pasar en Q 500 valencia el 8 de marzo ;).

    Responder
  9. Pues vamos a ver si es verdad que el martes es un buen día ; -)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *