¿Cómo estimar de forma sencilla un riesgo y valorar si tiene sentido asumirlo?

Eres emprendedor y estás dispuesto a correr cualquier riesgo para lograr tus metas. Grave error. No hay que cargarse con riesgos que tienen sentido. Aprende a estimarlos.

El otro día en la oficina de Quondos: “¿Por qué esta gente está utilizando fotos de derecho de autor si es consciente de que esto es ilegal?” “Pues porque ha estimado el riesgo de una penalización y piensa que compensa seguir utilizándolos”, respondo.

correr riesgoDerechos de foto de Fotolia

Asumir un riesgo es tomar decisiones bajo incertidumbre

Cuando actúas en el mundo de los negocios siempre estás corriendo algún riesgo. Existe una Ley de Murphy que dice que todo lo que puede ir mal, lo hará. Por desgracia suele ser cierta en muchas ocasiones. Por lo tanto. ¿Cómo saber si se puede asumir ese riesgo?

Por suerte hay una forma muy sencilla de estimarlo. No es una fórmula exacta pero por lo menos a mi me da una idea aproximada del riesgo que estoy corriendo.

Hazlo de la forma siguiente. Digamos que te estás lanzando en algo que no controlas del todo o no estás invirtiendo el tiempo necesario en la tarea y sabes que te podría caer un coste encima. Podría ser una multa, desviación en los gastos, perdida de la inversión, etc.

Estimar el riesgo de un emprendimiento

Entonces estima esta cantidad que tendrías que afrontar cuando Murphy te hace una visita. Luego lo multiplicas por la probabilidad que estimas para que suceda este escenario. Siempre que esta cifra sea inferior al coste de alternativo (p.ej. tiempo que tendrías que invertir para lograr el 100% de la información necesaria para una toma de decisión menos arriesgada).

Otro ejemplo más fácil de entender para cerrar el círculo.

Digamos que para tu blog nuevo coges una foto de Google sabiendo que te podría caer una multa de 1.000 euros si te pillan. Estimas que la probabilidad de que esto suceda sea del 3%. Por lo tanto el coste del seguro (comprar una foto con licencia) tendría que ser menos de 30 euros para te merezca la pena cubrir el riesgo de la multa. Luego habría que añadirle un precio para dormir más tranquilo por la noche y es aquí cuando muchos están dispuestos de gastarse bastante más para evitar posibles multas (y/o hacer lo éticamente correcto).

Es una regla muy aproximada que no aplico siempre de esta manera. Valoro más hacer lo correcto que evitar la multa (siempre que la regla que está por encima tenga sentido).

Lo más aconsejable es evitar riesgos porque luego todo suma. El esfuerzo para cubrirse las espaldas suele ser muchas veces más bajo de lo que pensamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *